Faltando solo horas para que se instale la audiencia de apelación contra la decisión de otorgar un habeas corpus que permitió la salida de la cárcel del exvicepresidente Jorge Glas, los jueces provinciales de Santa Elena, Silvana Caicedo (ponente), Kléber Franco y Juan Camacho, escucharán en la diligencia los argumentos de doce personas que defenderán los amicus curiae a los que se han dado paso hasta el momento.

En total el Tribunal de Apelación de la Corte Provincial de Justicia de Santa Elena analizó al menos 40 pedidos para intervenir como terceros interesados, ya sea para respaldar la tesis de que debe ser revocado el habeas corpus entregado al ex segundo mandatario o para sustentar la teoría de que debe quedar en firme lo decidido a favor de Glas, el 9 de abril pasado, por el juez de Manglaralto Diego Moscoso.

La Fiscalía General del Estado, representada por Diana Salazar, fue la primera en interponer un pedido para actuar en la diligencia como tercero interesado a través de un amicus curiae, figura definida en el artículo 12 de la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional.

La reducción de la pena por méritos es la salida que mantiene la defensa de Jorge Glas para conseguir su libertad definitiva

La diligencia dará inicio en la sala 7 del segundo piso de la Corte de Santa Elena, a las 09:00 de este miércoles 18 de mayo. Hasta allí también deberán llegar para sustentar su amicus curiae el excandidato a la Vicepresidencia Andrés Páez, Carlos Alvear, quien fue uno de los abogados del expresidente Rafael Correa en el caso Sobornos 2012-2016, y Eduardo Franco Loor, abogado que defendió a Jorge Glas en el proceso por asociación ilícita relacionado con la trama de corrupción de Odebrecht, en la que el hombre fuerte de los sectores estratégicos del correísmo fue sentenciado a seis años de cárcel.

Publicidad

Pese a que el Tribunal definió que 25 amicus curiae que perseguían los mismos objetivos, así como también la garantía de los derechos del afectado, debían nombrar un procurador común, al no cumplirse esta disposición la misma Sala decidió que uno de los solicitantes sea el procurador común de ese grupo. Otras cinco personas que mantenían un caso similar sí nombraron, de entre ellos, a un procurador común. El procurador común sería quien exponga los argumentos de los solicitantes a quienes representa.

Como amicus curiae también participarán un representante de la Coordinación de Asesoría jurídica del Ministerio de Salud Pública y Manuel Peñafiel a quien no se le aceptó la calidad de veedor del proceso, pero sí podrá intervenir como tercero interesado.

La norma explica que cualquier persona o grupo de personas que tenga interés en la causa podrá presentar un escrito de amicus curiae que será admitido al expediente hasta antes de la sentencia. De creerlo necesario, los jueces podrán escuchar en audiencia pública a la persona o grupo interesado.

Procuraduría sostiene que ‘habeas corpus’ otorgado a Jorge Glas es nulo; la defensa del exvicepresidente anuncia que se opondrá a que esa instancia sea parte de la apelación

Independientemente de los criterios que se puedan señalar desde los amicus curiae planteados como ayuda o guía para los juzgadores, los jueces Caicedo, Franco y Camacho deberán valorar los argumentos que presente Édison Loaiza, abogado de Glas y quien representó a Nicole Malavé, solicitante del habeas corpus a favor de quien formó binomio con Rafael Correa, y los apelantes: el Servicio de Atención a Personas Privadas de la Libertad (SNAI) y la Procuraduría General del Estado (PGE).

Publicidad

Estas dos instituciones públicas aseguran que existen suficientes elementos para revertir el habeas corpus que permitió que Jorge Glas deje el Centro de Privación de la Libertad de Cotopaxi, en Latacunga, en el que se encontraba cumpliendo dos sentencias en firme por actos de corrupción. El objetivo de esta apelación, han señalado, es que Glas retorne a la cárcel a completar sus penas de seis años de prisión por asociación ilícita y ocho años por el delito de cohecho pasivo agravado determinado en el caso Sobornos.

En cambio, Loaiza piensa que se debe ratificar lo decidido por el juez constitucional Moscoso, pues no se ha violentado ninguna norma o regla para otorgarlo.

El expediente del caso al momento contaría con 20 cuerpos, es decir, más de 2.000 fojas. Se prevé que a la diligencia en Santa Elena asistan seguidores de Glas y simpatizantes de la Revolución Ciudadana. (I)