Este año, América Latina ha vivido comicios electorales importantes para la región.

El balotaje en el que Guillermo Lasso fue electo como presidente de Ecuador, y las elecciones generales de Perú, en donde pasaron a segunda vuelta el izquierdista Pedro Castillo, y la derechista Keiko Fujimori, la hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori, fueron las noticias más relevantes del pasado domingo 11 de abril.

La victoria de Guillermo Lasso fortalece a la derecha en América Latina, que está representada por presidentes como Jair Bolsonaro en Brasil; Iván Duque en Colombia; Luis Lacalle Pou en Uruguay; Sebastián Piñera en Chile; y Mario Abdo en Paraguay, entre otros.

Mientras tanto, la izquierda latinoamericana está representada por Miguel Díaz-Canel en Cuba; Luis Arce en Bolivia; Alberto Fernández en Argentina; Daniel Ortega en Nicaragua; Luis Manuel López Obrador en México; y Nicolás Maduro en Venezuela.

Publicidad

Sin embargo, este escenario podría cambiar abruptamente, con la segunda vuelta presidencial en Perú, que tendrá lugar el 6 de junio próximo, además de las elecciones presidenciales en Chile, Honduras y Nicaragua, que están programadas para el mes de noviembre. Además, Colombia tendría comicios electorales durante 2022.

Rumbo ideológico en las urnas

De acuerdo con la politóloga Karen Garzón-Sherdek, directora de Relaciones Internacionales de la Universidad Internacional SEK e integrante de la Red de Politólogas, el elemento que marcará este escenario electoral será “la triple crisis que enfrenta América Latina: económica, social y sanitaria”, donde varios de estos Gobiernos “han tenido una gestión altamente cuestionada por la población, lo que se traduce en un descontento popular”.

Estos elementos podrían cambiar la tendencia ideológica de los países bien sea a la izquierda o a la derecha (...) las elecciones de estos países constituirán o no un voto castigo para sus gobernantes. Frente a este escenario los gobernantes deberán repensar el contrato social a fin de evitar opciones populistas”, comenta Garzón-Sherdek.

Esto podría ocurrir en Chile, donde si bien se ha ejecutado un exitoso plan de vacunación, su actual Gobierno ha tenido que lidiar con estallidos sociales, como los producidos en 2019 y 2020.

En Perú, la situación es compleja. En los últimos seis meses, se han registrado eventos como tener tres presidentes en el lapso de una semana, y que, al igual que Ecuador, organizar elecciones generales con un gran número de candidatos presidenciales. En su caso, ninguno de los 18 presidenciables superó el 20% de los votos, obteniendo el 19,13% el izquierdista radical Pedro Castillo, y un 13,36% la derechista autoritaria Keiko Fujimori.

Mientras que en Ecuador, con la victoria de Guillermo Lasso “se configuran relaciones bilaterales y multilaterales interesantes”, comenta la politóloga. “A pesar de que en el gobierno de Lenín Moreno se buscó el ingreso del país andino a la Alianza del Pacífico, esto podría concretarse con Lasso”.

Asimismo, señala que países como Estados Unidos, Chile y Colombia “serían aliados estratégicos”, y que “buscará alianzas con Asia”. También indica que Lasso ya ha elegido una postura en relación con la situación política de Venezuela, respaldando a Juan Guaidó como presidente interino, y prometiendo la regularización de la población venezolana en Ecuador. (I)