El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó este jueves que tiene la intención de solicitar a los países del golfo Pérsico que aumenten la producción petrolera para bajar el precio del crudo.

Biden señaló que no se lo va a pedir a Arabia Saudí en particular durante su visita en julio al reino, sino a las naciones del Golfo en general, según explicó en una rueda de prensa al término de la cumbre de la OTAN en Madrid.

El mandatario estadounidense tiene previsto viajar a Arabia Saudí del 15 al 16 de julio, donde se reunirá con el príncipe heredero, Mohamed bin Salmán.

En respuesta a una pregunta sobre si va a consultar a Bin Salmán si elevará la producción de crudo, el mandatario estadounidense apuntó que en concreto a él no, pero sí a los representantes de los países del Golfo, entre los que está incluido el reino, durante la reunión que mantendrán en Yeda.

Publicidad

"Es en su propio interés", opinó Biden en alusión a esas naciones que pertenecen al Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), que engloba Arabia Saudí, Catar, Baréin, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Kuwait.

En paralelo, en EE. UU., Biden recordó que ha ordenado liberar un millón de barriles al día de las reservas estratégicas del país y subrayó que pedirá al Congreso que actúe para suspender temporalmente el impuesto sobre la gasolina, así como a los estados del país.

En ese sentido, opinó que es posible bajar con esa medida el precio del carburante alrededor de un dólar el galón (3,78 litros).

Ante la inflación que le está causando numerosas críticas en EE. UU., Biden insistió en que el motivo por el que el precio del combustible y de la comida ha subido es Rusia, debido a la invasión de Ucrania.

“El precio del petróleo es alto por Rusia, Rusia, Rusia”, apuntó Biden, quien añadió que la razón por la que existe una crisis alimentaria es Moscú, porque “no está permitiendo que el cereal salga de Ucrania”. (I)