Tres oseznos de Tremarctos ornatus, el oso de anteojos u oso andino, nacieron el pasado 3 de enero en el Zoológico de Queens, Nueva York, en Estados Unidos.

Sin embargo, salieron por primera vez de su guarida luego de tres meses, según un comunicado de la WCS. Los oseznos permanecen en su guarida, donde su madre los amamanta y los cuida hasta que estén listos para salir.

Un espécimen de 'Tremarctos ornatus', única especie de oso existente en Sudamérica. Foto: Julie Larsen Maher / Wildlife Conservation Society

El Zoológico de Queens es parte de la Asociación de Zoológicos y Acuarios de Estados Unidos, en cuya red de instalaciones habitan 33 osos de anteojos. Están criando osos andinos “como parte del plan de supervivencia de las especies, un programa cooperativo de cría diseñado para mejorar la viabilidad genética y la estabilidad demográfica de poblaciones animales en zoológicos y acuarios”, se lee en el comunicado.

Publicidad

Solo ocho osos de anteojos han nacido en el Zoológico de Queens desde 1995.

Investigadores colombianos y ecuatorianos detectan el primer caso de moquillo canino en un oso andino

Como los osos andinos son endémicos de Sudamérica, los especímenes presentes en museos en el exterior son descendientes de osos sudamericanos.

Algunos, sin embargo, fueron transportados directamente de Ecuador a Estados Unidos, como fue el caso de Pinocho, un oso andino que fue abandonado por su madre en Ecuador en 2013 tras ser acosado por perros salvajes. Fue transportado al Zoológico de Salisbury, en Maryland, en 2017, y ahora vive en el Zoológico de Nashville, en Tennessee.

Publicidad

Foto: Julie Larsen Maher / Wildlife Conservation Society

El estatus de conservación global del Tremarctos ornatus es vulnerable, según la escala de la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza. El Libro Rojo de los Mamíferos del Ecuador, sin embargo, explica que la población de osos de anteojos en Ecuador está en peligro de extinción.

Entre las amenazas a sus poblaciones están las especies introducidas, la caza ilegal y la destrucción de su habitat.

Publicidad

Los osos de anteojos, además, pueden tener entre dos y cuatro crías, aunque es muy raro que tengan más de dos. Los oseznos viven con sus madres entre seis y ocho meses y toman leche materna hasta los cinco.

Aprovechó ausencia de turistas; oso de anteojos paseó por ruinas de Machu Picchu

El Tremarctos ornatus puede vivir hasta 35 años y las hembras son más pequeñas que los machos. Habitan en los Andes ecuatorianos, venezolanos, colombianos, peruanos y bolivianos, además del norte de Argentina. (I)