Cuarenta y cinco libras de carne de oso de anteojos (Tremarctos ornatus) fueron halladas en una vivienda ubicada en el sector de Santa Ana de la parroquia Sevilla Don Bosco, en el cantón Morona. En el sitio también estaban en exhibición para su venta la cabeza y patas de esta especie, que se encuentra en peligro de extinción, según el Libro Rojo de Mamíferos del Ecuador.

Durante este operativo, a cargo de personal técnico del Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica (Maate) junto con la Unidad de Protección del Medio Ambiente (UPMA) de la Policía Nacional, se procedió con la retención del producto y los elementos constitutivos del espécimen para entregar a la autoridad competente.

Asimismo, el personal técnico presentó una denuncia ante la Fiscalía Provincial de Morona Santiago para abrir el proceso de investigación y que se apliquen las acciones que correspondan al o los responsables por el presunto delito contra la fauna y flora silvestre, tipificado en el art. 247 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

Publicidad

Giordano Torres, director zonal 6 del Maate, condenó el hecho y manifestó que “el ministerio estará vigilante de que se cumplan con todos los procedimientos y se actúe con todo el peso de la ley. Hago un llamado a la ciudadanía a respetar y proteger la biodiversidad del país, patrimonio valioso para el planeta”.

El Maate insta a la ciudadanía a reportar al ECU911 este tipo de hechos, ya que el tráfico y tenencia ilegal de animales silvestres constituye un delito. “Nuestro personal técnico trabaja permanentemente en actividades de control y vigilancia para enfrentar esta problemática”, indica la cartera de Estado. (I)