Antes Luis Tomalá compraba entre 15 y 16 panes diarios para el desayuno y la merienda de su familia de tres integrantes. Ahora adquiere seis por $ 1 y con esa cantidad se quedó. Lo que se traduce en dos panes por cada persona en todo el día.

Tomalá tomó esta decisión por el elevado precio de este producto, que se oferta en las panaderías entre $ 0,15 y $ 0,20.

“Es una tortura el olor a pan caliente a las 05:00 y en la tarde, y me daban esas ganas de comer, pero en vista de que subió el precio, optamos por verde, choclo y yuca”, dice el ciudadano que vive en Guayaquil.

La familia de Tomalá bajó el consumo del pan y ahora también se preparan tortillas de choclo o de yuca, pero en el horno. Ya no fritas porque además están tratando de ahorrar en aceite, otro producto que tiene un elevado costo en el país.

Publicidad

Ante incremento de precio del aceite en Ecuador, estas son las alternativas para cocinar los alimentos

Davyn Banchón esta siguiendo esa dinámica. Antes no podía faltar el pan en cada mañana y ahora tienen una variedad: preparan bolones, empanadas, patacones, maduro frito o cocinado.

En la panadería de su barrio, ubicado en Durán, ofertan el pan a $ 0,15. Hace más de un mes lo compraba en $ 0,10. Además, dice que el sabor ha cambiado.

Según una encuesta del INEC realizada en 2019, el pan es el producto más consumido por los ecuatorianos.

Su precio se elevó a causa de los incrementos constantes en la materia prima importada, que cada vez es más cara por el conflicto entre Rusia y Ucrania.

Publicidad

Y a esto se suman las consecuencias del paro. Así lo asegura Wilson Flores, propietario de la Panadería Erick, en Guayaquil.

“Los insumos han estado subiendo constantemente y sumado a esto las consecuencias del paro. El azúcar se incrementó de $ 32 a $ 45 los 50 kilos. La harina subió de $ 36 que estaba hace tres meses a $ 45″, apunta.

Flores oferta el pan a $ 0,20 y por ende da cinco por un dólar. Señala que el consumo ha bajado porque las personas están buscando otras alternativas.

De acuerdo a nutricionistas, existen muchos sustitutos del pan y que tienen mejores propiedades para la salud.

Publicidad

Cinco panes a un dólar y un aceite 83 % más caro ¿Por qué siguen subiendo los precios en Ecuador?

“El pan es una fuente de carbohidrato y todos lo necesitamos en el desayuno, pero hay que elegir la mejor opción”, dice la médica nutrióloga Narcisa Zambrano, quien indica que puede ser pan integral, de agua, avena o con semillas de ajonjolí.

La licenciada en nutrición, dietética y estética Sussy Corral comenta que todo desayuno debe estar compuesto de tres elementos: energético, formador y regulador.

En el energético son los carbohidratos o grasas; en el formador, una proteína animal o vegetal, y en el regulador, las frutas o vegetales.

Las expertas explican a detalle cuáles son los sustitutos del pan y cómo se pueden preparar.

Publicidad

1. Plátano verde o maduro

Por lo general, cuando se piensa en plátano verde es en bolón o patacones, dice Zambrano, pero una ingesta saludable es prepararlo asado o hervido.

“Pueden hacerse un bolón de queso o maní con el verde hervido”, recomienda Zambrano.

Corral sugiere chifles, patacones no fritos sino en el horno, o en air fryer para quienes lo poseen.

El mismo procedimiento sería con el maduro. Puede ser asado con queso.

2. Yuca, papa, camote o harina de maíz

Preparar tortillas de yuca rellenas de queso, carne o champiñones con cebolla y tomate son otra de las alternativas que sugiere Zambrano.

Dice que el camote también es un buena fuente de carbohidratos y energía. Se puede asar o cocinar. Con la papa igual o en tortilla, sin exagerar la cantidad de aceite para freír.

‘Cuando me sacaba una muela no podía comer guineo, porque era inconoso’. ¿Realmente existen alimentos inconosos?

Según Corral, la harina de maíz también es ideal para preparar las famosas tortillas de maíz sabrosas, rellenas de queso o alguna proteína como pollo.

3. Tortillas estilo tacos

Las expertas indican que en los supermercados ofertan tortillas estilo tacos integrales, que son una opción rápida y saludable en el desayuno.

Se pueden rellenar de atún, lechuga, yogurt griego, tomate, entre otros.

4. Frutas, yogurt y avena

La combinación de estos tres elementos más frutos secos es un desayuno completo. Las especialistas recomiendan el yogurt griego por sus propiedades alimenticias.

La avena puede ser hervida o no. La elección de las frutas es a consideración de cada persona.

5. Mote

Para Corral, el mote es otro carbohidrato muy útil y que aporta mucha fibra.

“La fibra también la encontramos en reguladores vegetales como cereales naturales, frutas y vegetales. La fibra debería estar por lo menos cinco a seis días de la semana.

¿Cuántas veces a la semana puedo consumir pan?

Las expertas mencionan que cada porción de pan debe contener 80 calorías. Por ejemplo, una tajada de pan de molde blanco tiene esa composición y una de estas acompañadas de proteína y fibra completan un desayuno.

El producto de panadería como el enrollado supera estas 80 calorías. Si es integral aporta más fibra, que es lo aconsejable, menos para los que sufren de colitis. El pan de agua también se puede considerar como sustituto del común.

Estos son los alimentos que debe evitar si tiene más de 40 años y quiere mantenerse saludable

La clave, de acuerdo a Zambrano y Corral, es variar en desayunos.No necesitamos comer pan para completar una comida, así como no necesitamos arroz para completar un almuerzo”, apunta Corral.

¿Qué pasa si consumo el pan a diario y en grandes cantidades?

El consumo excesivo y en grandes cantidades diarias puede provocar mayor grasa abdominal, problemas de estreñimiento, hiperinsulinemia y triglicéridos altos.

“Es un tema que si tienes una costumbre tan arraigada, en realidad no eres libre, tú eres presa de tu costumbre y habrá consecuencias si abusas de esa costumbre”, dice Correal.

Zambrano menciona que esto se muestra en colesterol alto y la idea es evitarlo.

Cinco recetas fáciles y económicas para prepararlas en el desayuno

1. Mote pillo

  • Previamente tenemos cocinado media taza de mote.
  • Ponemos a calentar la sartén y colocamos un chorrito de aceite.
  • Enseguida ponemos el mote, un huevo y mezclamos. Luego un poco de leche y una pizca de sal. En caso de darle color, un poco de cúrcuma, revolvemos y queda listo.
  • Se sugiere acompañarlo con un vaso de yogurt o leche; una manzana picada y té de manzanilla.

2. Tortillas de maíz sabrosa

  • Previamente compramos harina de maíz.
  • Usamos 1 1/2 taza y la mezclamos con la misma cantidad de agua.
  • Hacemos la forma y rellenamos con queso, pollo, carne, de acuerdo a la preferencia.
  • Se fríen con poco aceite o mantequilla.
  • Se acompaña con huevos revueltos y medio banano por persona.
  • Las tortillas rinden cuatro porciones.

3. Copa de fruta

  • Elegimos las frutas, sean banano, frutilla, kiwi, entre otras, y colocamos en una taza o copa.
  • Revolvemos con yogurt griego y avena.

4. Pancakes

  • Usamos ¾ de avena y la trituramos en una licuadora. Una vez pulverizadas agregamos un huevo, media taza de leche o agua.
  • Después una pizca de canela y media cucharadita de esencia de vainilla y mezclamos.
  • En la sartén ponemos muy poca mantequilla, que sirve para que la masa no se pegue. Se fríe por un minuto tapada la sartén. Se da la vuelta al pancake y servimos.
  • Esto se acompaña con fruta picada encima y un poco de yogurt griego. No se recomiendan jaleas. En caso de usar miel, en poca cantidad.

5. Pan de avena

  • Trituramos la avena en la licuadora hasta que quede en polvo.
  • Luego se coloca en un recipiente y se agrega el polvo para hornear y se mezcla.
  • Después se añaden cuatro claras de huevo y mezclamos.
  • Se engrasa un sartén con un poco de mantequilla o aceite de oliva. Y moldeamos la forma de los panes.
  • Podemos colocar un poco de hojuelas de avena en el sartén para que los panes tengan avena en la parte superior.
  • A fuego muy bajo se ponen los panes y se tapa. Luego de un minuto agregamos una cucharada de agua en la orilla del sartén. No sobre los panes y se vuelve a tapar.
  • Una vez que hayan esponjado se les da la vuelta y cuando queden bien cocidos por ambos lados están listos. Se puede acompañar con fruta y café. (I)