NOTICIAS

Publicidad

En Playas se producen los galardonados vinos ecuatorianos Dos Hemisferios y se exportan a cinco países

‘Mucha gente nos tildó de locos porque, en teoría, era imposible hacer vino de calidad en Ecuador’, señala Robert Wright.

Solo una parte de las 360 hectáreas son usadas para el viñedo. Desde ahí se produce y se comercializa más de 500.000 botellas, según el presidente de Bodega Dos Hemisferios, Robert Wright. Foto: Belén Zapata Mora.

Publicidad

Aquella creencia de que en Ecuador era imposible cosechar uva para vino fue lo que motivó al quiteño Guillermo Wright, de 68 años, a incursionar en ese mercado.

Desde 1999 decidió demostrar lo contrario. Ocurrió después que, junto con un amigo, observaron granjas experimentales en Playas, provincia del Guayas. Allí veía el cultivo de uvas de mesa y se sintió atraído por esa práctica.

Del páramo a un centro comercial, así se cumplió el sueño de un grupo de emprendedores en Ecuador

Cerca del sitio compró 360 hectáreas y cosechó 3 con cultivos de uvas de mesa, lo cual resultó. Sin embargo, Wright quiso ir más allá y pensó que era posible también cultivar uvas de vino.

Publicidad

De las 360 hectáreas, Bodega Dos Hemisferios tiene cosechadas 37 con doce cepas. Foto: Jaime Freire.

Para esto, importó tres plantas desde Brasil y Argentina en el 2004: Malbec, Cabernet para vino blanco y Chardonnay para tinto.

Ese intento no resultó, pero insistió. Y fue en 2006 cuando, junto con el enólogo argentino Abel Furlán, consiguieron su primer vino: Paradoja.

Un año después nació Bruma, que simboliza la bruma del amanecer que cubre el viñedo día a día. Y en 2008, Enigma, en alusión a la incógnita sobre cómo iba a resultar la uva sembrada para este vino. Este fue el primer vino blanco.

Publicidad

Y así es como arrancó en el mercado Bodega Dos Hemisferios, una empresa que emplea a 40 personas y es ganadora de más de 20 premios nacionales e internacionales.

Con 300 dólares y una cuenta en Instagram, tres ecuatorianas conformaron un emprendimiento que ahora factura más de 180.000 dólares al año

Por ejemplo, con su vino Paradoja lograron una medalla de plata de la Cofradía del Vino en Quito; por dos años consecutivos, en el World Awards Londres; y otros en Alemania y China. Pero también llegaron otros galardones con sus creaciones Cautivo, Enigma, Travesía Cabernet, Bruma y, el de mayor añejado, Tomás Carlos.

Publicidad

Guillermo Wright es el gerente general, y su hijo, Robert, de 44 años, el presidente. Este último recuerda cómo su padre luchó por cumplir su sueño, en el cual se fue involucrando.

“Mucha gente nos tildó de locos porque, en teoría, era imposible hacer vino de calidad en Ecuador. La mayoría está en el norte y sur del continente. Esto ha sido una montaña rusa emocional. Ha habido muchas dificultades, como que las personas no creían; pero también cosas increíbles, como ganar premios internacionales. Es algo que me enorgullece”, señala Robert Wright.

Más empresas turcas a Ecuador y se concentran en e-commerce y en centros comerciales

De las 360 hectáreas, Bodega Dos Hemisferios tiene cosechadas 37 con doce cepas:

Tintas:

Publicidad

  1. Malbec
  2. Cabernet Sauvignon
  3. Merlot
  4. Pinot Noir
  5. Sangiovese
  6. Tempranillo
  7. Petit Verdot
  8. Cabernet Franc
  9. Ancelotta.

Blancas:

  1. Chardonnay
  2. Sauvignon Blanc
  3. Viognier
Antes su proceso de vinificación era en tanques de plástico; ahora pasan por tanques de acero inoxidable para la fermentación. Foto: Jaime Freire.

Antes su proceso de vinificación era en tanques de plástico; ahora pasan por tanques de acero inoxidable para la fermentación, y luego a barricas de cobre francés y americano. Hay vinos con poco tiempo de envejecimiento y otros de seis, doce, dieciocho y hasta 38 meses de añejamiento.

“Los vinos que no tienen envejecimiento tienen 45 días, y de ahí se pueden embotellar y esos son rápidos de comercializar. Hay otros de 24 meses en barrica que, en total, pasan 38 meses desde la cosecha”, explica Wright.

El vino ecuatoriano es envasado en botellas importadas desde Chile y tapadas con corchos traídos desde Portugal.

El precio sí influye a la hora de elegir un buen vino, pero hay otras claves para que escoja el mejor para este San Valentín sin gastar tanto

En 2021, comercializaron un aproximado de 534.000 botellas de los 30 productos que poseen, de diferentes marcas, con precios desde los $ 6,00 hasta $ 67,00.

En ese año exportaron 20.000 botellas hacia Estados Unidos, España, Suiza, Alemania y Panamá.

Aunque la pandemia de COVID-19 fue compleja por el cierre de hoteles, donde también distribuyen, resultó una oportunidad de crecimiento del 69 % en 2021. Esto porque más clientes de sus mayoristas se vieron interesados en el producto.

Los vinos, tanto blancos como tintos, están en 25 autoservicios (supermercados), 362 empresas, 277 horecas (hoteles, restaurantes) y 33 licoreras/markets gourmet. Llegan también a 1.299 personas particulares.

Todos los productos salen del viñedo, ubicado en San Miguel del Morro, en el cantón Playas, en Guayas. Allí poseen una tienda.

La empresa ha logrado galardones por sus vinos como con el más añejado Tomás Carlos. Foto: Jaime Freire.

Además, en la calle Panamá, en Guayaquil, tienen otro local para degustar el vino. Otro de sus canales de venta es la página web, con servicio a domicilio a nivel nacional.

Wright junto con su padre tienen grandes aspiraciones, como lanzar en diciembre un espumante y un vino naranjo, color que surge por su tratamiento natural.

En Ecuador se podrá degustar el vino de borojó

También aspira a abrir una tienda en Quito y llegar a más mercados internacionales. Dice que el 2023 está ideado para esto último.

“Nuestro vino es bueno, pero la gente no lo conoce. A mí me encantaría tener diez veces lo que tenemos y poder hacer que Ecuador sea reconocido como productor de vino en el mundo, y estamos muy lejos de eso”, expresa y agrega que tampoco es imposible.

Viñedo, el corazón de Dos Hemisferios

Un recorrido de conocimiento y degustación es la vivencia en el viñedo de Bodega Dos Hemisferios, en San Miguel del Morro, Playas.

Un amplio verdor mezclado con el morado de las uvas es lo que prevalece en el sitio. En el recorrido detallan cómo crean los distintos tipos de vino.

“El proceso de cosecha ha sido dos veces al año; en el resto del mundo es uno. Una vez que cosechamos, se queda un día en la cámara de frío. Si es uva tinta, hay otra máquina que abre un poco la piel y toda esa uva pasa por una tubería a los tanques de acero inoxidable, y el jugo de adentro, por gravedad, va bajando. Es la tinta de la piel que da el color”, explica Wright.

En 2021 exportaron 20.000 botellas hacia Estados Unidos, España, Suiza, Alemania y Panamá. Foto: Jaime Freire.

En este paseo, además de conocer la historia de la empresa y ver el proceso de vinificación, se pueden degustar vinos.

En 2021 recibieron 1.700 visitas en el viñedo, y en 2022 aspiran a llegar a 2.700. Hay paquetes de $ 120 más IVA que se inician a las 10:00 y culminan a las 17:00. Incluyen un piqueo y copa de recibimiento, recorridos, almuerzo, cata de cuatro vinos y botella personalizada.

Otro está valorado en $ 60 más IVA, en dos horarios. Reciben recorridos por el viñedo y planta, piqueo y cata de cuatro vinos. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad