Manta, MANABÍ

Encontrar soluciones prácticas que permitan generar un clima óptimo para el desarrollo del país, y en donde el diálogo impere, son parte de los pedidos que sectores productivos de Manabí hacen para que se restablezca la paz y productividad tras casi dos semanas de paralizaciones.

Pablo Pinargote, presidente de la Cámara de Comercio de Manta, dijo que rechaza enfáticamente toda acción que restrinja de manera violenta las garantías que se tienen para acceder a las atenciones por emergencias médicas, provisión de alimentos, trabajo, educación y aquellas que impidan la movilización de los ciudadanos.

Si bien en Manabí no han existido cierres ni paralizaciones masivas —apenas momentáneos cierres en el sur de la provincia—, ya la escasez de alimentos provenientes de la Sierra se evidencia en los mercados, así como también la imposibilidad de que alimentos procesados en esta provincia puedan llegar a mercados de la Sierra.

Publicidad

“Hacemos un llamado a las organizaciones y al Gobierno nacional para que juntos logremos encontrar soluciones prácticas, al tiempo de reconocer el derecho a la protesta cívica y pacífica, pero todo en el marco del respeto a los derechos fundamentales de los ecuatorianos”, destacó Pinargote.

Las jornadas de protestas obligan a suspender eventos festivos del fin de semana en Manabí

Las cámaras, federaciones, asociaciones y demás organizaciones pesqueras artesanales e industriales del Ecuador —asentadas principalmente en Manta— también hacen un llamado al Gobierno nacional y a los líderes de la Conaie para establecer mesas de diálogos, el único camino idóneo para superar impasses y lograr acuerdos que permitan seguir trabajando y produciendo.

“Mientras se celebren los diálogos, solicitamos que se garantice el aprovisionamiento de los insumos y el derecho al trabajo establecido en la Constitución del Ecuador”, indicó el comunicado de este frente productivo.

La tarde del jueves, en Portoviejo y Manta se desarrollaron marchas llamando a la paz, a que se unan al diálogo y a que culmine un paro que atenta contra todos los ecuatorianos sin diferencia alguna.

Publicidad

En la capital manabita, una de esas marchas culminó frente al edificio de la Gobernación provincial, en donde se realizó un plantón en el que se pidió paz para el país.

Paro nacional: cierre momentáneo de vías en el sur de Manabí y en Santo Domingo

Vicente Loor, representante de la Federación Nacional de Campesinos, dijo que esta movilización busca hacer un llamado a todos para que se sienten a dialogar.

“Ahora debemos estar más unidos que nunca. Los conflictos no se deben resolver con violencia, sino por el camino de la paz”, señaló Vicente Saeteros, sacerdote manabita.

Para Juan Francisco Núñez, gobernador de Manabí, con esta marcha la provincia le ha dejado un mensaje claro al país sobre la necesidad de mantenerse en paz y produciendo. En estos días de paralización, en esta provincia no se han producido hechos violentos y las vías están habilitadas. (I)