Más de $ 70 millones de pérdidas es el saldo negativo que las paralizaciones de más de 15 días dejan al sector turístico.

El ministro de Turismo, Niels Olsen, sostuvo que ese monto representa únicamente las cancelaciones durante las últimas dos semanas en las que no están incluidas las pérdidas de reservas para las próximas semanas y meses, ni tampoco la pérdida de reputación del Ecuador para los viajeros internacionales.

Indígenas condicionan el fin del paro nacional a dos temas; Gobierno cedió derogar el decreto de política petrolera

En Quito, ciudad en la cual se han concentrado miles de indígenas en el sector centro norte en apoyo a la movilización, que inició el pasado 13 de junio, los establecimientos del área turística tienen en sus balances pérdidas.

Según Quito Turismo, en la capital, las empresas dedicadas al sector, han reportado pérdidas cercanas a los $ 18 millones, siendo el de operación turística el más afectado, con $11,9 millones, luego alimentos y bebidas con $ 3,5 millones, eventos y reuniones con $ 1,9 millones y alojamientos con $ 520.000

Publicidad

De acuerdo a una encuesta aplicada a sitios turísticos, alimentos y bebidas, agencias de viaje, alojamientos no están abiertos por ubicarse en zonas de riesgo, por prevención o por seguridad.

Unos $ 250 millones representaría en subsidios la reducción del precio de gasolina extra, diésel y ecopaís, anunciada por el presidente Guillermo Lasso

En el ámbito internacional, Quito Turismo determinó que publicaciones y alertas sobre la situación en Ecuador tuvo un efecto comercial superior a $ 10 millones, por lo que, agregó esa entidad, para contrarrestar esa información, que llegó a más de 420 millones de personas, se difunden mensajes con la oferta turística local, principalmente en mercados como Estados Unidos y Europa.

“Va a ser muy difícil recuperar las pérdidas de estas dos semanas”, dijo Olsen en entrevista en radio City, pero -agregó- que harán todos los esfuerzos para que haya un mejoramiento de las ventas.

En ese marco, Olsen anunció que en 2022, Ecuador participará en varios eventos internacionales, entre ellos, de gastronomía y de avistamiento de aves.

Publicidad

Olsen indicó que se activó asistencia a los turistas que llegaban a los aeropuertos de Quito y de Guayaquil, que ya no está vigente porque ya no tenían muchas solicitudes. Recordó que ambas terminales aéreas han continuado dando su servicio.

El centro de Quito ha sido resguardado con mayor presencia policial y militar; el turismo ha resultado afectado por las movilizaciones convocadas por sectores indígenas. Alfredo Cárdenas/ EL UNIVERSO. Foto: El Universo

Quito Turismo estima que unos 3.000 pasajeros nacionales e internacionales han resultado afectados por las manifestaciones.

Vuelos cancelados

En días pasados, algunos pasajeros reportaron inconvenientes para desplazarse al aeropuerto internacional Mariscal Sucre de Quito o al salir, debido a cierres viales en las vías de acceso y salida.

También hubo varias cancelaciones de vuelos. El 21 de junio, por ejemplo, hubo 15 cancelaciones de vuelos de Estados Unidos, Colombia, o internos a Manta, Cuenca o Guayaquil, según la empresa que administra el aeropuerto capitalino, Quiport.

Publicidad

Incluso en esa terminal se habilitaron zonas para aquellos viajeros que por diferentes circunstancias debían permanecer en el lugar por más tiempo del habitual.

Juan Zapata, presidente del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, se lamentó que las ganancias económicas obtenidas luego de la flexibilización de medidas que se aplicaron por el COVID-19 se hayan perdido con las movilizaciones, en las que se incluyó la eliminación de la obligatoridad del uso de la mascarilla, en sitios cerrados y abiertos.

Señaló que hubo un movimiento económico de más $ 200 millones en feriados, pero lo que llamó oxigenación económica ya se la perdió. (I)