En unas dos o tres semanas estarían disponibles en perchas de farmacias de Ecuador las pruebas para detectar COVID-19 a fin de que la población las adquiera de manera directa, según estima la Asociación Ecuatoriana de Distribuidores e Importadores de Productos Médicos (Asedim).

Su directora, Cristina Murgueitio, explicó que serán pruebas de antígenos de autodiagnóstico o autotoma.

En Ecuador —agregó— existen test de antígenos que se hacen para un resultado en laboratorios y de PCR nasofaringeo o a través de saliva, en laboratorios también.

Publicidad

Aclaró que para poder venderlos de forma directa se deberá derogar un acuerdo ministerial del Ministerio de Salud Pública (MSP) que permite que los test rápidos para COVID-19 sean comercializados o distribuidos únicamente a centros de salud.

Ciudadanía podrá adquirir pruebas para detectar COVID-19, entre nuevas resoluciones del COE nacional por la pandemia

Además, la Agencia de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) tendrá que permitir que haya los registros sanitarios para la importación e ingreso al país.

A criterio de Murgueitio, se podrá acceder a tecnología que debió haberse aprobado hace más de un año.

Para la ciudadanía —acotó— habrá la oportunidad de menores costos, de mayor acceso y de favorecer el aislamiento si hay síntomas.

Publicidad

Una prueba de antígenos en un laboratorio cuesta $ 35; las de autodiagnóstico costarían hasta $ 15, dependiendo de la presentación comercial, sostuvo.

Agregó que ha habido ingreso ilegal al país de algunas pruebas.

La aplicación de una prueba rápida para detectar COVID-19 está basada en la extracción propia desde la nariz.

El exministro de Salud Camilo Salinas, quien estuvo en Estados Unidos hace pocos meses, se aplicó una antes de retornar al país. Explicó que la adquirió en una farmacia.

Publicidad

¿Se contempla pedir certificado de vacunación con nuevo plan masivo contra el COVID-19?

En farmacias de Estados Unidos se pueden encontrar pruebas para detectar coronavirus. Foto: Cortesía

¿Como funciona?

Se abre este dispositivo médico. Con un hisopo o cotonete se hace un hisopado nasal, no tan profundo.

Una vez obtenida la muestra, se coloca un diluyente de antígeno PCR, entre tres y cinco gotas, en una especie de casete. Se esperan quince minutos y se obtiene el resultado. Si es positivo, se mostrarán dos líneas.

Salinas indicó que una prueba puede costar $ 9; y las dos, $ 12. El resultado tiene una efectividad de un 95 %.

Es partidario de autorizar a las farmacias en el país para que puedan vender test rápidos de antígenos.

Publicidad

“Para que cada familia, si ve un cuadro respiratorio, no tenga que acudir a un laboratorio, (en donde la prueba) cuesta entre $ 30 y $ 35, sino que pueda acudir a comprar en la farmacia y pueda hacer un testeo”, dijo el exfuncionario.

En el país hay pruebas que no se venden directamente al público y sirven solo como demostración.

Carlos Ruiz, director médico en la empresa Roche Diagnóstica, explicó que las pruebas rápidas para detección de antígenos establecen si una persona, en el momento de realizarse el test, tiene o no COVID-19.

Cotonetes, entre otros, son los elementos que hay en una caja para la autodetección de coronavirus. Javier González / EL UNIVERSO Foto: El Universo

¿Cómo se la aplica?

Hay que tomarse una muestra de hisopado nasal. Luego se coloca en un dispositivo y el resultado se lo obtendrá en quince minutos. Puede ser aplicada desde los 6 meses de edad. La caja contiene cinco pruebas. En el interior hay un instructivo de cómo funciona. No se necesita refrigeración.

Previamente hay que lavarse las manos con agua y jabón.

En la nariz, en cada fosa nasal, se introduce un hisopo a una profundidad de al menos dos centímetros. Se gira cinco veces hacia la izquierda y cinco veces hacia la derecha.

El moco obtenido se lo coloca en un tubo y se lo mueve para que se mezcle. Se retira el hisopo. Luego se vierten entre cuatro y cinco gotas en un pocillo redondo de un dispositivo. Los resultados se los tiene en quince minutos.

El costo de cada prueba iría de $ 10 a $ 15.

Ante nueva ola de contagios de COVID-19, habrá plan de vacunación intensivo en centros comerciales, bancos y empresas, con apoyo empresarial

¿Cómo funcionan otros test rápidos?

Una persona que ayudó a comercializar pruebas traídas desde China contó que se vendían las 24 pruebas a $ 12. Pero estas no eran mediante hisopado, sino que se requería una muestra de sangre.

La persona se desinfectaba uno de los dedos con alcohol y obtenía una muestra de sangre con una aguja. Se la retiraba con un gotero.

Luego se colocaba un diluyente y el resultado para detectar la enfermedad era visible en quince minutos.

¿Cuándo hacerse una prueba en laboratorio?

Alexis Matute, médico de la Cruz Roja Ecuatoriana, indicó que desde el primer contacto o desde el primer día de los síntomas se deben dejar pasar cinco días, y al quinto día se debe realizar un test, aunque hay que considerar aspectos como el nexo epidemiológico y si en el domicilio o en el lugar de trabajo hubo personas con síntomas relacionados con la enfermedad.

La de PCR —acotó— es un poco más confiable que la de antígenos.

La diferencia es el procesamiento: la PCR tarda más tiempo en dar un resultado, mientras que la de antígenos lo hace en menos tiempo, acotó el galeno. (I)