El ingreso de productos que estaban represados en la vía Alóag-Santo Domingo de los Tsáchilas por cierres viales permitió que el abastecimiento de alimentos en Quito aumente este jueves 30.

En la capital, hay 54 mercados y ferias. Víctor Dávila, director de mercados del Municipio de Quito, estimó que el abastecimiento era de un 70 % esta mañana.

Indicó que llegaron frutas, plátano verde, hortalizas, a los mercados Mayorista, en el sur, y al de San Roque, en el centro, lo que ha favorecido para que haya un mejor abastecimiento y también que los precios, en algunos casos, se vayan regulando.

Del mercado de San Roque se distribuye a mercados minoristas como San Francisco y Central, en el centro de la ciudad, y en el norte como Iñaquito y Santa Clara.

Publicidad

Gobierno bajará cinco centavos más al diésel, a la extra y a la ecopaís; y el movimiento indígena acepta terminar el paro nacional

Tras un reporte presentado por cada uno de los administradores de los mercados, en Quito había un 70 % de abastecimiento, entre cebolla blanca, paiteña, choclos, limón, alverja, fréjol y tomate. Con más cantidad de este último producto el precio ha ido en descenso.

El 30 % de productos, agregó el funcionario, que no llegan es de la Sierra central, como hierbas, culantro, perejil, que provienen de las provincias de Tungurahua y Cotopaxi.

Por el intento de llegar a la capital se habían presentado problemas como pinchazos de llantas de camiones.

Dávila pidió a la Intendencia de Policía de Pichincha que haga operativos de control de precios desde los mercados mayoristas y en función de eso también en los minoristas.

Publicidad

El horario de atención de los mercados en general es de 07:00 a 17:00, a excepción de algunos, que se ubican en el centro, que cierran a las 15:00.

Si bien el abastecimiento de alimentos ha mejorado, adquirir un cilindro gas de uso doméstico se ha transformado en una dificultad. Gente haciendo filas desde tempranas horas para comprarlo o pedidos en redes sociales de si alguien sabía dónde se lo podía conseguir había sido la tónica de los últimos días.

Con el fin del paro, que este jueves llegó a su día 18, se espera que esto se regularice en las próximas horas.

En el sur de Quito, se han formado largas filas para comprar gas doméstico en los centros de acopio. Carlos Granja Medranda / EL UNIVERSO Foto: El Universo

Iván Cartagena, presidente de la Asociación de Distribuidores de Gas de Pichincha, aseguró que no había ese combustible. En esa provincia, hay unos 420 distribuidores y unas 600 camionetas que entregan gas en diferentes sectores.

Publicidad

Cartagena sostuvo que las plantas envasadoras no tienen stock en la capital.

Expresó que se canalizó la venta directa al público, a través de los centros de acopio, lo que generó una masiva presencia de personas.

Ese mecanismo, a su criterio, ahondó en el desabastecimiento porque a ellos como distribuidores solo les entregan 30 cilindros, que se terminan rápidamente en los barrios.

En la segunda semana del paro las transacciones en mercados, tiendas y supermercados de la Costa bajaron el 3 % y en la Sierra el 20 %

El problema, explicó, es que los autotanques que salieron de Esmeraldas, por el cierre de vías, no puedan ingresar a las plantas de envasado.

Publicidad

Refirió que, a pesar del anuncio del movimiento indígena de que se iba a permitir el paso de gas, entre otros productos, no se ha cumplido.

“La desesperación de la gente es mayúscula y tienen razón”, mencionó Cartagena.

Acerca de los precios, al comercializar directamente el gas, dijo que hubo personas infiltradas que luego los venden de manera informal e ilegal a valores especulativos, pues van a tiendas, fruterías, triciclos, así como a vehículos particulares.

Personas caminando es otro panorama que se vio esta mañana por la afectación a la operación habitual del transporte público.

Algunas rutas han tenido que ser modificadas a fin de evitar los cierres que se han colocado en vías o las horas de prestación del servicio se han reducido, así como la cantidad de unidades.

A mercado de Cuenca llegaron camiones con frutas de la Costa, en medio de protestas que no cesan

En ciertos sectores de Quito, el número de unidades transporte urbano ha aumentado. / EL UNIVERSO Foto: Carlos Granja Medranda

Jorge Yánez, quien es presidente de la Unión de Operadoras del Transporte Urbano de Quito, señaló que se han presentado agresiones a las unidades de transporte con la rotura de parabrisas y vidrios.

Para Yánez, las pérdidas al no poder laborar normalmente sobrepasan los $ 5 millones como efecto de las movilizaciones. Esa organización tiene 3.200 unidades que cubren completamente a la urbe.

Además del transporte de cooperativas privadas, el Municipio de Quito también maneja dos sistemas: el Trolebús y la Ecovía, que incluyen troncales y alimentadores.

En general, ha habido una operación municipal al 75 % que se ha dado por cierres que se hacen en algunas paradas. Esto principalmente en los alrededores de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, donde se han concentrado cientos de indígenas, y en el centro histórico, cerca al Palacio de Gobierno, por marchas y concentraciones.

El sur de la ciudad también se ha visto afectado en el transporte urbano por la colocación de llantas que han sido quemadas, junto a otros materiales inflamables.

En total hay 250 unidades. Diariamente hay de 190 a 200 unidades en el Trolebús y en la Ecovía, de acuerdo a información municipal. (I)