EP Petroecuador inició una nueva campaña de perforación en el campo Pucuna bloque 44 del activo Palo Azul, ubicado en el cantón Sacha, provincia de Orellana.

A partir de esta semana, el taladro empieza la movilización y se estima que la perforación se inicie en los primeros días de abril. Se ha planificado perforar cuatro pozos direccionales tipo J y tipo S, con una producción de 600 barriles de petróleo por día (bppd) por cada pozo.

La producción acumulada será de 450 millones de barriles, lo que incorporará un total de 1,96 millones de barriles a las reservas de hidrocarburos en un periodo de nueve años, con un crudo Oriente de 30 grados API, informó Petroecuador.

Publicidad

Se trata de cuatro pozos de desarrollo, dos hacia la estructura Pucuna suroeste y dos dentro del campo Pucuna. El objetivo principal de la perforación es Napo T, y los secundarios, Basal Tena y Napo U.

Los estudios realizados incluyeron interpretación sísmica, en los que se identificó el levantamiento de una estructura al suroeste del campo Pucuna; para su delimitación se propusieron cuatro prospectos de perforación en función de criterios sísmicos y estructurales de la zona.

Actualmente el activo Palo Azul produce 8.550 bppd, existen 57 pozos productores y cinco reinyectores. La producción petrolera de Petroecuador fue de 392.698 barriles el 14 de marzo del 2023, según los datos de la Agencia de Regulación y Control de Energía y Recursos Naturales no Renovables (Arcernnr). Entre tanto, las empresas privadas registraron una producción de 91.540 barriles, para un total de 484.238 barriles diarios.

Publicidad

Sobre los pozos que van a perforación en Pucuna, Petroecuador explicó que el pozo tipo J se perfora cuando no es posible ubicar la plataforma de perforación en superficie directamente sobre el objetivo o bien se pretende usar una plataforma de múltiples pozos.

Entre tanto, el pozo tipo S requiere el uso de herramientas o técnicas especiales para asegurar que su trayectoria contacte un objetivo determinado en el subsuelo, ubicado generalmente lejos (en contraposición a directamente debajo) de la localización del pozo en la superficie.