La posibilidad de una nueva licitación para campo Amistad, a fin de que sea operado por la empresa privada, se aleja. Petroecuador realizará varios trabajos de jack up en el campo gasífero Amistad, ubicado costas afuera, para buscar incrementar la producción de gas natural. La idea es perforar al menos cuatro pozos e incrementar la producción a 50 o 60 millones de pies cúbicos de gas diarios. Esto dependiendo de la disponibilidad de los equipos y taladros de las diversas empresas contratistas que piensa emplear bajo la modalidad de servicios.

Así lo informó Christian Gutiérrez, gerente de Exploración y Producción de Petroecuador, quien confirmó que la empresa tiene previsto iniciar trabajo de perforación de al menos cuatro pozos en campo Amistad, durante este y el próximo año. Cada pozo estaría en un costo de $ 25 millones, aseguró Gutiérrez, por lo que se piensa que este incremento podría requerir de unos $ 100 millones de inversión por parte de la propia empresa petrolera.

El proceso supone un aumento de entre 30 millones y 40 millones de pies cúbicos diarios. Esto si se toma en cuenta que actualmente la producción está en 21 millones de pies cúbicos diarios.

Publicidad

De acuerdo a los datos de producción de Petroecuador, campo Amistad produce 21 millones de pies cúbicos, lo que representa 3.550 barriles equivalentes La cifra está actualmente alejada de la meta que es 8.864 barriles equivalentes. Es decir, actualmente hay un 40 % de cumplimiento del objetivo.

Al ser consultado sobre cuándo podría empezar a subir la producción campo Amistad, Gutiérrez dijo que se lo hará apenas se concreten las primeras operaciones de perforación, es decir, en el último trimestre de este año.

De acuerdo con Jorge Luis Hidalgo, experto en energía y gerente de Green Power, es una buena noticia que Petroecuador vaya a una licitación de campo Amistad para contratar servicios de nueva perforación. Por los tiempos y los trabajos a realizar no será solución para el próximo estiaje que arranca en septiembre u octubre de este año. Sin embargo, consideró que es un error que Petroecuador asuma el riesgo que debería ser asumido por la empresa privada para nuevas perforaciones; no obstante, si así lo han considerado sería más atractivo que den la opción de pago con dinero o con energía, en este caso con gas, a la contratista. Esto porque lamentablemente se conoce la realidad financiera de la estatal y, por tanto, de un riesgo de eventuales atrasos.

Publicidad

El destino de campo Amistad ha sido incierto en los últimos años. Por mucho tiempo estuvo relegado, pero a partir del 2018 se habló de la posibilidad de una concesión privada para subir la producción. El recurso gasífero servirá de manera importante para alimentar a la termogás Machala, que sería clave en un próximo estiaje.

Sin embargo, el proceso se ha caído tres veces. La última vez, el proceso llegó casi a la última instancia, luego que hubo más de 20 empresas interesadas, pero quedó solo una en concurso. Al final se indicó que la empresa Green Power no cumplió ciertos requisitos, aunque la empresa asegura que sí los sobrecumplía. Quien dejó insubsistente este proceso fue Eduardo Miranda Patiño, quien en ese momento fue gerente general por una semana y ahora es gerente de Transformación Empresarial y Proyectos Especiales de Petroecuador. (I)

Publicidad