Este 1 de abril, Petroecuador paralizará las operaciones de bombeo del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) por un lapso estimado de 24 horas a partir de las 00h00. El objetivo es ejecutar trabajos de empate de la quinta variante con la tubería principal del oleoducto, ubicada entre los ríos Márker y Piedra Fina, sector de San Luis, en el límite provincial entre Napo y Sucumbíos.

Adicionalmente, se informó que a partir de las dos de la mañana de este 1 de abril y hasta las 14:00 se restringirá todo tipo de tráfico sobre la vía Quito-Lago Agrio, en el sector comprendido entre Santa Rosa y El Reventador.

El gerente de EP Petroecuador, Gonzalo Maldonado, informó que esta paralización del SOTE no afectará las operaciones de producción, ya que se ha programado previamente con las diferentes áreas operativas para que el crudo extraído de la Amazonía sea almacenado hasta que se reinicie el bombeo a través del oleoducto. De igual forma, las exportaciones petroleras tampoco registrarán ningún cambio en las entregas programadas”.

Los trabajos de construcción de la quinta y sexta variante finalizaron exitosamente de acuerdo al cronograma planificado. La quinta variante tiene una extensión aproximada de 603 metros, mientras que la sexta variante es de 763 metros. Petroecuador al igual que la empresa Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) han debido construir variantes para poderse alejar del fenómeno de erosión regresiva que se generó en el Río Coca, a la altura de la Cascada de San Rafael, ahora colapsada. Producto de esa erosión, en abril del 2020 se produjo la rotura de los dos oleoductos, lo cual impidió el transporte del combustible.

Maldonado explicó además que los trabajos realizados en el SOTE son preventivos, “hasta el momento hemos invertido cerca de $ 10,5 millones para la construcción de seis variantes y un by pass, labores que se han realizado de manera preventiva y que nos permiten alejarnos de la erosión que afecta este sector, estamos precautelando la integridad del oleoducto que es fundamental para la economía ecuatoriana”.

Durante la ejecución de los trabajos de construcción de la quinta variante y que contaron con el apoyo del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, se realizaron actividades como: obras civiles para la liberación del derecho de vía, instalaciones de la tubería, movimiento de tierras para adecuación del ingreso al drenaje de crudo y evacuación de agua.

Al momento, los trabajos en el tramo de la tubería finalizaron, al igual que las labores de prueba hidrostática que fueron ejecutadas por el personal técnico de EP Petroecuador, con resultados satisfactorios, cumpliendo de esta manera con los procedimientos y las normas técnicas aplicables en estas actividades.