El Ministerio de Energía y Recursos Naturales no Renovables (MERNNR) informó que la sentencia de la Corte Constitucional sobre que están prohibidas las operaciones petroleras en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Yasuní no afecta las actuales actividades que realiza la empresa estatal Petroecuador en la zona.

La Cartera de Estado explicó que todas las actividades petroleras que se desarrollan en el país cuentan con los permisos ambientales correspondientes a las diferentes fases, y se realizan en estricto cumplimiento a las leyes, reglamentos y normativas vigentes.

En el caso del ITT, la empresa Petroecuador ya ha realizado operaciones en Tambococha, Tiputini y ahora está empeñada en explotar el Ishpingo (más cerca del Yasuní). En este sentido, el Ministerio dijo que Petroecuador actualmente desarrolla actividades en las plataformas Ishpingo Norte A y B, las cuales cuentan con su respectiva licencia ambiental y se encuentran fuera de la zona de amortiguamiento, “por lo que lo resuelto por la Corte no afecta estas operaciones”.

Sin embargo, aunque el Ministerio no lo menciona, la decisión sí afectaría a los planes futuros que fueron presentados hace pocos días por el gerente de Petroecuador, Ítalo Cedeño, y que tenían previsto implementar cinco nuevas plataformas justamente en la zona de amortiguamiento.

Publicidad

En este sentido, la decisión de la Corte sí se constituye en un nuevo obstáculo para cumplir las previsiones del Gobierno de llegar a una duplicación de la producción a un millón de barriles diarios a mediano plazo.

Según el plan de Cedeño, en cada una de las plataformas A y B, que están en pleno desarrollo y para las cuales se ha abierto una licitación para la perforación, podrían establecerse 20 pozos. Con ellas se podría generar un incremento de 45.000 barriles. En cambio las otras cinco plataformas (que ya no se podrían llevar adelante) tenían previsto incrementar la producción en unos 100.000 barriles adicionales. Esta segunda parte del plan quedaría insubsistente, a menos que encontraran otras vías de explotación sin acercarse a la zona de amortiguamiento.

Entre tanto, el Ministerio recordó que la Declaratoria de Interés Nacional (DIN) en 2013 autorizó la intervención de EP Petroecuador en el 1x1000 del parque Nacional Yasuní, que equivale a 1.030 hectáreas. Pero tras la consulta del 2018 se aprobó reducir esta área a 400 hectáreas de licenciamiento e intervención. Hasta la fecha se han intervenido 78,86 hectáreas, es decir, el 25,62 % del área licenciada. (I)