Con 18 días de paro nacional y más de $ 500 millones en pérdidas para el sector productivo, el impacto de las paralizaciones y el cierre de vías también se refleja en el incremento de los costos de los productos de la canasta básica.

El paro cambió el mecanismo de abastecimiento de los supermercados, encareció unos productos y otros fueron remplazados

En la última actualización del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) de mayo pasado, el Ecuador presentaba una inflación de 3,38 % y un costo elevado de la canasta básica de $ 735,15. Mientras, la paralización obligatoria de varias empresas de alimentos ha generado escasez de víveres y productos de primera necesidad, lo cual se ve reflejado en el incremento de costos en varios mercados, tiendas y supermercados a nivel nacional.

Según un análisis de mercado realizado por dichter & neira a través de StoreLive, herramienta que mide las tendencias y compras en el canal tradicional del país, durante la primera semana de paro, la Costa tuvo una caída de -1 % y la Sierra una caída de -6 % en las transacciones. Para la segunda semana de paralizaciones, la reducción fue de -3 % en la Costa y -20 % en la Sierra, en productos de la canasta de consumo masivo.

“Si bien la finalidad del paro nacional era buscar alternativas que mejoren el alto costo de la vida, hoy varias de sus acciones ponen en riesgo la economía nacional. Una de las principales problemáticas es la falta de abastecimiento en los mercados nacionales por el bloqueo de vías, esto ha causado el incremento en los precios de distintos productos y alimentos de consumo básico como papas, huevos, verduras, lo cual afecta directamente al consumidor”, detalla la consultora.

A $ 142 millones ascienden pérdidas del agro en 13 días de paralizaciones

La firma añadió que de mantenerse las condiciones actuales del país, se espera un incremento en pérdidas económicas en sectores como el agrícola, ganadero, avícola, camaronero, cacaotero, bananero, lácteo, florícola, entre otros, que han sido fuertemente golpeados por la situación y aún mantienen inactiva su producción.