Las negociaciones para llegar a un acuerdo comercial con México parecen tomar un nuevo aire para Ecuador después de ciertas discrepancias ocurridas tras la novena ronda de negociaciones, desarrollada la última semana de mayo pasado.

Este miércoles el viceministro de Comercio Exterior, Daniel Legarda, se reunió con Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio de México, para seguir avanzando en las negociaciones. La cita entre Legarda y De la Mora se dio en el marco de la 12 Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio, en Ginebra, Suiza, donde se reúnen los 164 estados miembros del organismo, entre ellos, 16 países latinoamericanos.

Este es el tercer encuentro entre autoridades ecuatorianas y mexicanas después de la novena ronda. El primero ocurrió la semana pasada en el marco de la Cumbre de las Américas, donde el presidente de la República, Guillermo Lasso, se reunió con el canciller mexicano Marcelo Ebrard, y el ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, Julio José Prado, hizo lo propio con la secretaria de Economía de México, Tatiana Clouthier.

“No podemos cerrar un acuerdo comercial con México si banano, camarón y atún no están incluidos con algún tipo de acceso al mercado”

En la actualidad, México es el 15.º mayor destino de las exportaciones no petroleras de Ecuador y el 8.º mayor proveedor en cuanto a las importaciones no petroleras.

Publicidad

Según cifras de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), Ecuador mantiene una balanza comercial no petrolera deficitaria con México que, para el 2021, superó los $ 500 millones en desbalance. Pese a esto, más de 200 empresas exportadoras ecuatorianas destinan productos al mercado mexicano por un valor de $ 160 millones al año.

Mientras, De la Mora, en su cuenta de Twitter, sostuvo sin dar más detalles que la cita con el viceministro ecuatoriano obedeció al seguimiento a la reunión mantenida la semana pasada por Prado y Clouthier.

En tanto, Prado sostuvo que hubo avances importantes la semana pasada. “Hemos logrado avanzar para poder cerrar, en el menor tiempo posible, el acuerdo comercial con México que está ya en su última etapa”, sostuvo el ministro tras la Cumbre.

Desde el sector privado ecuatoriano no hay prisa, pero sí están pendientes para que los productos estrellas de la oferta exportable: camarón, banano y pesca ingresen con buenas condiciones al acuerdo.

Publicidad

José Antonio Camposano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA), aseguró que las negociaciones con México continúan y se debe esperar hasta el final para conocer las condiciones que se consigan para el camarón, que representa el 47 % de las divisas no petroleras o mineras del país, y los demás productos.

Ecuador abordó, en la Cumbre de las Américas, el tema de las negociaciones del acuerdo comercial con México

Camposano reveló que originalmente el equipo negociador ecuatoriano planteó el acceso total del camarón al mercado mexicano, tomando en cuenta que el país azteca ya había dado ese tipo de acceso a otros productores de camarón en acuerdos similares, como el caso de Vietnam.

“El argumento de no permitir el camarón por parte del sector privado mexicano tiene poco sustento técnico y legal, porque países como Vietnam han logrado un acuerdo para acceder con una desgravación que está permitida en la negociación. Hay una desgravación para Vietnam, hay una desgravación para Perú, para otros países productores; en el caso de Vietnam, el tercer más grande productor y exportador”, explicó Camposano, quien sostuvo que ante la negativa y pedido de exclusión total del sector privado mexicano, Ecuador planteó ingresar con contingentes, lo que según el dirigente es una muestra de que Ecuador está dispuesto a negociar.

El presidente de la CNA indicó que la intención ecuatoriana no es ir a conquistar el mercado mexicano y desplazar la producción local, por lo que se planteó que el camarón ecuatoriano ingrese con un volumen controlado solo en la temporada cuando México no produzca camarón.

Publicidad

“Simplemente es complementar la oferta para que México pueda aportar la distribución de camarón para su población a lo largo del año”, explicó Camposano, quien sostuvo que ese solo es uno de los escenarios que se negocian.

Sobre los tiempos, el dirigente dijo que las negociaciones deben tomar el tiempo necesario para cerrar un acuerdo inteligente y no aplicar presión al equipo negociador.

“El peor enemigo de una negociación es cuando usted acelera las cosas, presiona para llegar a un cierre anticipado”, mencionó Camposano, quien no se aventuró a indicar una fecha de vencimiento para las conversaciones entre los equipos negociadores.

Mientras, del lado del sector bananero existen expectativas positivas de que este producto ingrese al mercado mexicano.

Publicidad

Richard Salazar, director ejecutivo de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec), reconoció que desde México y Ecuador se ejerció presión a los equipos negociadores para que los tres productos principales del Ecuador estén en el acuerdo comercial.

“La presión hizo que tanto el Gobierno nacional y el equipo negociador hagan conciencia de que es una necesidad”, sostuvo Salazar, quien sin embargo no reveló las posibles condiciones en las que entraría, aunque no descartó la opción de contingentes o cupos controlados.

¿Por qué el camarón ecuatoriano es tan temido por sus competidores?

En tanto, la pesca sigue dentro de las negociaciones, sostuvo Prado, pese a que la semana pasada tres gremios pesqueros locales, la Cámara Nacional de Pesquería (CNP), la Cámara Ecuatoriana de Industriales y Procesadores Atuneros (Ceipa) y la Asociación de Atuneros del Ecuador (Atunec), solicitaron que este producto salga del acuerdo.

Las discrepancias surgieron después de que el sector pesquero mexicano solicitó incluir un anexo en el convenio, según el cual el sector pesquero ecuatoriano debe reportar sus actividades a ellos, las cuales ya están siendo supervisadas por la Comisión Interamericana del Atún Tropical, de la que México es parte.

Otra solicitud que no convenció al sector pesquero ecuatoriano fue el pedido de origen cerrado para la pesca proveniente de Ecuador, es decir que solo entre la pesca realizada por la flota ecuatoriana, pese a que según el Acuerdo Parcial 029 Ecuador puede enviar atún que venga de otros mares.

Al respecto, Prado aseguró que “los temas de pesca ya se están resolviendo en una mesa técnica”. (I)