El presidente de la República Rafael Correa mencionó este martes en un conversatorio con periodistas cinco de los temas que incluiría en el segundo paquete de reformas a la Constitución, que planea enviar el próximo año a la Asamblea Nacional.

Un primer cambio a la Carta Magna permitiría que se audite a los secretarios con rangos de ministros y a los gerentes de entidades como el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), explicó el mandatario.

También se permitiría que la Función Judicial pueda organizarse por regiones. Así, las ciudades pequeñas no tendrían por ejemplo Cortes Superiores.

 

Otro de los cambios a la Constitución establecería que no estén en un mismo lugar los presos de alta peligrosidad y los que cometieron delitos menores, mientras esperan sentencia. "Separar a esas personas según su grado de peligrosidad", señaló Correa.

Además, que permita a los asambleístas ser designados ministros de Estado pero que al terminar eas funciones, vuelvan a ocupar el cargo en el Parlamento.

Finalmente, el canciller Ricardo Patiño explicó en la misma conferencia de prensa que se busca "hacer una breve corrección a la Constitución, que permita a hijos de nuestros migrantes en España tener nacionalidad". (I)