Pepa Tenorio, oriunda de Granada, España, ama los animales y tiene un albergue para cuidar y encontrar un hogar para decenas de perros abandonados. Encontrar un pastor alemán en la calle sería algo usual para una persona como ella.

Sin embargo, no se trataría de una historia ordinaria, pues ese perro era Dico, una mascota que llevaba siendo buscada por su familia por más de 7 años.

“Esto lo tengo que contar porque es que ha sido precioso”, comienza relatando Pepa en un video que publicó en su cuenta de Instagram y que rápidamente se viralizó.

Mientras se dirigía a cenar con su novio, Pepa observó a Dico en la carretera, un pastor alemán delgado y con algunas heridas. Detuvo el vehículo, y bajó para atender a la mascota y darle de comer.

Publicidad

A pesar de su edad de 8 años, el perro parecía bastante más mayor, ya que se encontraba en muy mal estado. Pepa, notó que Dico no le fue esquivo y que además llevaba un chip de identidad implantado.

“Como tengo el lector de microchip en el coche se lo he pasado. He llamado a la veterinaria y lo ha comprobado y el perro aparece como perdido desde 2015. Han llamado al dueño y el muchacho se ha puesto en contacto conmigo de momento, llorando que llevan siete años buscándolo. Era de su padre que por desgracia falleció y el hombre murió buscando a su perro”, contó Pepa evidente emocionada, en el video publicado en sus redes sociales.

Scoty, el perrito que acompañó el féretro de su amo fallecido en accidente en Pelileo

Reencuentro

Pepa se autodefine como “la loca de los perros”. Vive en una casa de campo, rescata perros de la calle y convive con ellos hasta que les encuentra una familia definitiva.

Hizo conocer que el can ya ha pasado por el veterinario y está feliz con su familia que tanto le ha buscado. Pepa recuerda la importancia de la implantación del microchip identificativo y de tener a los animales legalmente registrados porque de no haber sido así en esta ocasión el reencuentro de Dico con su familia habría sido imposible.

Por favor, siempre que veáis un animal en la calle no paséis de largo, no sabemos su pasado, no sabemos si detrás hay una historia y una familia que lo busca, y si no la hay, seguro se puede encontrar algo para ayudarle. El egoísmo humano nos hace no querer complicarnos la vida y mirar siempre hacia otro lado”, dice la rescatadora, que siempre intenta concienciar a sus seguidores de la importancia de estas acciones. (I)