Por su bajo aporte calórico, las frutas no son un alimento que engorda, aunque podría haber algún efecto si consumimos más de las tres porciones recomendadas en el día, como menciona la nutricionista Rosa Labanda.

No obstante, cada fruta posee una distinta composición nutricional, por lo que es posible realizar comparaciones entre unas y otras.

En el caso del melón y la sandía existen varias diferencias, unas más marcadas que otras, pero ambas siguen siendo opciones ideales para incluir en nuestra dieta.

En una publicación del sitio web elDiario.es se mencionan aquellas características en las que se diferencias las frutas antes mencionadas, estas son:

Publicidad

Balance de calorías

Mientras que la sandía solo contiene solo 28 kcal, el melón posee 55 kcal, lo que vendría a ser casi el doble, sin embargo, eso no quiere decir necesariamente que el melón nos engorda más, debido que para realizar esa afirmación tendrían que tomarse en cuenta otros factores.

¿Qué frutas no se deben comer en la noche?

Balance hídrico

Esto se refiere a la cantidad de agua que posee cada una de estas frutas. La sandía tiene 93 gramos de agua por cada 100 gramos de producto, en tanto que el melón tiene de media 86 gramos de agua por cada 100 gramos de producto. Esto quiere decir que la sandía sigue teniendo ventaja sobre el melón, al tener un mayor porcentaje de agua.

Azúcares libres y fibra dietética

La sandía aporta 5,6 gramos de hidratos de carbono, todos ellos, aproximadamente a partes iguales, moléculas de glucosa y fructosa. Es decir que por cada rodaja hay apenas un terrón de azúcar.

En cambio en el melón, los hidratos de carbono son 12,4 gramos, de los cuáles 1,6 son de glucosa libre, 1,3 gramos de fructosa y 9,50 de sacarosa, que es a su vez glucosa y fructosa. A pesar de que no incide en el índice glucémico, al final la fructosa acaba metabolizándose igual que la glucosa. Por lo que podemos concluir que los azúcares libres de 100 gramos de melón son 14,2, la totalidad de hidratos de carbono. El equivalente a tres terrones de azúcar por rodaja aproximadamente.

¿Incluyes las frutas y verduras correctas en tu alimentación? Un estudio determina cuáles poseen más beneficios

En cuanto a la fibra dietética, el melón presenta 0,73 gramos por cada 100 gramos y la sandía 0,4 gramos, lo cual no es una gran diferencia a favor del melón a la hora de moderar la carga glucémica, que es lo que muchas veces hace que los excedentes energéticos del alimento pasen a almacenarse en la zona abdominal y glúteos en forma de grasa.

Vitaminas

Aunque las vitaminas no tienen un papel significativo sobre la obesidad, al menos de forma directa, conocer si una fruta las contiene es importante. En este caso, el melón es superior a la sandía en cuanto a su contenido de vitamina C, debido a que aporta 32 mg por solo 6 mg de la sandía. En cuanto a ß-carotenoides, el melón presenta 670 µgramos y la sandía solo 175 µgramos.

Sobre la vitamina A, el melón aporta 112 µgramos y la sandía solo 35 µgramos. Sin embargo, la sandía gana en cuanto al ácido fólico, que aporta 4,5 µgramos por 2,7 µgramos del melón.

Piña y otras frutas recomendadas durante el embarazo

Con estos datos, se podría decir que la sandía engorda menos que el melón, pero es importante tener en cuenta que este último tiene una mayor cantidad de vitaminas. De igual forma, como mencionamos antes, comer fruta siempre es saludable y será una mejor opción que consumir carbohidratos o grasas. (I)