Para mantener la salud y estar en forma es esencial contar con una nutrición adecuada, aún más si entrenas intensamente para fomentar el desarrollo de tus músculos. Es por ello que existen algunos alimentos que son los mejores en el momento de alcanzar resultados óptimos.

Si lo que quieres es aumentar masa muscular, una dieta saludable con suficiente aporte calórico es tan importante como los entrenamientos. Asegúrate de incluir estos alimentos en tus comidas de forma regular y estarás yendo por un buen camino, más cerca de tu meta.

A continuación, te contamos sobre ellos y por qué son tan importantes, con el respaldo de la especialista Julia Denner, dietista de Adidas.

Aceite de linaza

Si el fitness es tu objetivo, deberías incorporar el aceite de linaza en tu dieta. Es altamente nutritivo y lleno de ácidos grasos omega 3, que mantienen el corazón y el cerebro saludables y ayudan a detener la inflamación.

Publicidad

Lentejas

Las legumbres están llenas de proteína y fibra. Las lentejas, por ejemplo, son particularmente altas en proteína. 100 g de este alimento proporcionan 25 gramos de proteína. El contenido de fibra tampoco se debe subestimar. Solo 100 g cubren el requerimiento diario (30 g).

Quinua

Foto: pexels

La quinua es la guarnición perfecta para acompañar un entrenamiento con el propio peso. 100 g dan 15 g de proteína vegana. Este grano también es alto en magnesio (275 mg), que juega un papel crucial en la contracción muscular.

Huevos

Los huevos son perfectos para construir masa muscular. Un huevo de gallina te proporciona 7 gramos de proteína. Además, su valor biológico es de casi 100. ¿Qué significa esto? Cuanto más alto sea el valor biológico, más similar es la proteína del alimento a la del propio cuerpo, con lo cual es más fácil para el cuerpo transformarla en masa muscular. Dos huevos cocinados, por ejemplo, son un aperitivo posentrenamiento ideal.

Queso ‘cottage’

Foto: pexels

Las tortitas de proteína con queso cottage son el desayuno perfecto si te encanta el entrenamiento con el propio peso. ¿Por qué? Este producto lácteo es bajo en calorías y una buena fuente de proteínas y carbohidratos. El queso cottage también contiene aminoácidos esenciales y triptófanos, que te ayudan a dormir mejor. Y un buen descanso es crucial para darlo todo en tus entrenos.

Nueces

La nuez es un fruto seco que cuida tu cerebro por sus propiedades nutricionales, que mejoran la capacidad neuronal del organismo.

Los frutos secos y las semillas son esenciales para construir masa muscular. Son ricos en proteínas así como en grasas. Las nueces son particularmente beneficiosas por su alto contenido en grasa no saturada.

Jengibre

El jengibre no solo fortalece el sistema inmune: se dice que este tubérculo asiático mejora la circulación sanguínea a los músculos —ayuda a no tener dolor muscular— y ayuda a descomponer el ácido láctico del tejido muscular. Esto promueve una recuperación más rápida y permite al cuerpo prepararse para el próximo entrenamiento.

Arándanos

Los arándanos son bajos en calorías. 100 g tienen solo unas 40 calorías. Estas bayas moradas también son antioxidantes. Esto significa que combaten los radicales libres del cuerpo, lo cual es muy importante si entrenas regularmente. Los arándanos son riquísimos en batidos o con yogur natural y avena. (F)