Las líneas de expresión y arrugas se aproximan aún más con la llegada de la edad y el tiempo, es algo inevitable. Aunque la realidad es que nunca es demasiado pronto –o tarde– preocuparte por ellas y poner en marcha una rutina especializada contra el envejecimiento. La maquilladora y cosmetóloga Cristina Lobato comparte alguno de sus consejos infalibles para frenar el envejecimiento de la piel.

A continuación, te vamos a contar algunos de ellos:

Haz del retinol parte de tu vida

(Imagen referencial) Productos del cuidado de la piel. Foto: Pexels

El retinol, que es una forma de vitamina A, combate los signos de la edad y el envejecimiento. Además, ofrece enormes beneficios para varios problemas de la piel.

Este superingrediente funciona como un antioxidante para proteger la piel de los radicales libres, aumentar la producción de colágeno y acelerar la renovación celular (exfoliando la piel). Además de sus beneficios de brillo y su capacidad para igualar el tono de la piel y reducir la pigmentación, el retinol también puede reducir la aparición de arrugas y finas líneas de expresión, e incluso tratar los brotes. Todo un sueño para pieles grasas.

Publicidad

Sin embargo, es importante que antes de introducirte al retinol consultes con un especialista y dermatólogo de confianza, ya que cada piel es distinta y los resultados pueden variar.

Busca un hidratante que contenga propiedades antienvejecimiento

(Tomado de joya.life/blog).

En ocasiones resulta difícil encontrar una crema facial que aborde todas tus preocupaciones sobre el envejeciemiento de la piel. Sin embargo, la clave está en saber qué tenemos que buscar. Las mejores cremas antiarrugas contienen ingredientes como los alfa-hidroxiácidos (AHA) y los beta-hidroxiácidos (BHA), la vitamina C, el ácido hialurónico, los péptidos y la niacinamida. Estos ingredientes trabajan en equipo para hidratar, rellenar, exfoliar suavemente las células de la piel y reducir la aparición de finas líneas de expresión y arrugas.

“También es importante recordar que las cremas antiarrugas no son una solución mágica que funcionará instantáneamente. Éstas deben aplicarse regularmente y dos veces al día (una crema hidratante diaria por la mañana y una crema de noche antes de acostarse) para que pueda ver resultados”, explica la maquilladora.

No dejes atrás al cuello y al escote

Imagen tomada de Pexels.

Al olvidarnos de cuello y escote, hacemos que esas áreas de nuestro cuerpo sean más susceptibles al envejecimiento. En realidad la solución no pasa por extender los tratamientos faciales hacia cuello y escote. La piel de estas zonas es más sensible y completamente diferente a la piel del rostro, por lo que no podremos tratarla de la misma forma.

Según Cristina Lobato, “la mejor opción es buscar fórmulas creadas específicamente para tratar estas zonas. Busca productos que contengan retinol o AHA, ya que este tipo de ingredientes difuminarán las arrugas, mientras que ingredientes como el ácido hialurónico mejorarán la textura y la hidratación”.

El protector solar es invaluable

La mayoría de las personas que sufren de quemaduras solares aplican poco protector o usan un producto expirado. Foto: Shutterstock

Éste es, sin duda, el mejor producto antienvejecimiento que existe. La mayoría de los daños en la piel se producen cuando somos jóvenes, por lo que usar un FPS desde una edad temprana reducirá drásticamente los signos de envejecimiento. Sin embargo, ¡nunca es demasiado tarde para empezar! La aplicación de protector solar con un alto FPS todos los días contribuirá en gran medida a mantener tu piel con un aspecto joven y saludable. (I)