Con el paso de los años es inevitable que aparezcan arrugas en la piel ya que es un signo de que vamos envejeciendo, sin embargo, retrasar su aparición y evitar las líneas de expresión es cuestión de cuidados y una mejor calidad de vida.

¿Por qué nos salen arrugas? Estos son algunos métodos para prevenirlas

A partir de los 20 años, las fibras de colágeno que componen la piel comienzan a perderse y desde el cuarto de siglo la tez se vuelve más delgada y frágil. En la tercera década, los niveles de colágeno y elastina comienzan a debilitarse, así lo asegura un artículo en The American Journal of Pathology, a esto se suman factores externos como el daño solar y la mala alimentación, lo que condiciona a llevar a cabo cuidados en la protección y en la regeneración de la piel.

Un correcto cuidado de la piel es necesario todos los días, no solo para mantenerla con un buen aspecto, sino también para que esté sana. Imagen: pexels

Un correcto cuidado de la piel es necesario todos los días, no solo para mantenerla con un buen aspecto, sino también para que esté sana. Para mejorar la apariencia del rostro, las alternativas naturales juegan un papel importante.

En el mercado existen variedad de productos con respecto a la limpieza del rostro, pero en casa también es posible realizar mascarillas para reducir las arrugas de la piel con tan solo una planta: la sábila o aloe vera. Las hojas de aloe vera están formadas por tres partes: piel, látex y gel. Y es justamente la última parte, en sus múltiples preparaciones, la que puede ser muy útil para nuestra salud.

Publicidad

Uno de los propósitos por el que muchos recurren a esta maravillosa planta es porque también puede convertirse en una gran aliada para adelgazar.

El gel de la sábila se obtiene cortando la hoja y es como oro puro. Su pulpa está constituida por agua, mucílagos, ácidos, sales orgánicas, enzimas, vitaminas; en general, micronutrientes esenciales y fitoquímicos activos, que cumplen distintas funciones dependiendo de la necesidad de la persona, así lo indica Andrea Egas Collantes, licenciada en Nutrición Dietética y Estética en un artículo anterior para este diario.

Foto: Freepik

Cómo se hace

Para realizar una mascarilla con aloe vera es necesario que limpies correctamente la hoja, puedes retirar la pulpa con la ayuda de una cuchara o tenedor. Puedes mezclar el gel con miel orgánica, 1 yema de huevo, pepinos triturados previamente, cúrcuma, leche, agua de rosas o algunas gotas de aceite de oliva extra virgen. En su defecto puedes ir variando los ingredientes.

Finalmente aplica la mezcla con una brocha o con las manos limpias y deja actuar por aproximadamente 15 minutos, luego enjuaga con agua al ambiente y seca despacio tu rostro.


Si tienes velos individuales puedes empaparlos con la mezcla y esperar a que haga efecto.

Esta opción fue recogida por el portal Mejor con Salud ya que cada ingrediente tiene propiedades útiles para el rostro, especialmente la sábila que será la protagonista, esta planta es muy hidratante y un excelente regenerador de células muertas, ayuda también a retener mejor la humedad de la piel y además estimula la producción de colágeno, previniendo y reduciendo así las líneas de expresión y las arrugas.

Mascarilla. Imagen: pexels

Antes de iniciar con esta propuesta de la naturaleza es importante que conozcas tu piel, por lo que contar con el análisis de un especialista es la primera cosa que debes hacer. Visita al dermatólogo para que te indique qué tipo de piel tienes y si el uso del aloe vera no resultará contraproducente. (I)