La alacena de nuestra cocina es un tesoro por explorar en temas de belleza. No hace falta invertir mucho para cuidar un poco de nuestra piel de forma natural, ya sea con vegetales, bolsitas de té u otros elementos; se pueden realizar tónicos, mascarillas y cremas.

En este caso, recogemos los pasos para realizar una mascarilla casera con zanahoria, que ayudará a reducir las arrugas que salen con el paso de los años, el tipo de piel y lo expresiva que sea una persona.

¿Por qué nos salen arrugas? Estos son algunos métodos para prevenirlas

El primer ingrediente es obvio: la zanahoria. No importa si está cocida o cruda, esta raíz será un aliado de belleza económico, natural y beneficioso en temas de propiedades, ya que es rica gracias a su contenido en caroteno y vitaminas A, B y C. Además, la zanahoria es parte del grupo de alimentos con “efectos prometedores” en la prevención de algunos tipos de cáncer, según detalló la OMS en su informe World Cancer Report 2014.

Imagen de zanahorias tomada de Pexels.

Ingerirla es buena opción, pero usarla como tópico también ayudará, ya que los betacarotenos también atrapan radicales libres y moléculas de oxígeno provenientes de la polución; también mejoran la elasticidad de la dermis: al untarla sobre el rostro, las capas de la piel de tu cara te lo agradecerán.

El corte de pelo bob que resta años y que es ideal para cambiar de ‘look’

El segundo ingrediente que deberás tener a mano es miel de abeja natural, es decir, que no haya sido sometida a procesos químicos. Este ingrediente no es nocivo para tu rostro, todo lo contrario. En la miel encontramos calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, zinc, fósforo y potasio. Además, aminoácidos; ácidos orgánicos; vitaminas B, C, D y E; antioxidantes y también la enzima llamada glucosa-oxidasa, que al ser aplicada en la piel produce peróxido de hidrógeno, que es un tratamiento para reducir el acné.

Foto: Freepik

Ayuda también en el tratamiento de quemaduras y heridas menores.

Para realizar esta mascarilla deberás seguir estos sencillos pasos que comparte el portal web Soy Carmín:

  • Limpiar y cocer dos zanahorias.
  • Una vez listas, deberás machacarlas hasta que quede una mezcla pastosa, muy parecida al puré.
  • No olvides dejar reposar la mezcla, ya que no debe por ninguna circunstancia ponerse caliente sobre el rostro.
  • Una vez que esté en temperatura correcta, agrega dos cucharadas de miel de abeja.
  • Antes de aplicar, lava tu rostro y deja actuar la mezcla por 20 minutos.
  • Luego del tiempo de espera, lava tu rostro con agua tibia y cierra poros con agua fría.

Arrugas, enemigas a prevenir.

Si usas la mascarilla varias veces a la semana, podrás despedirte de las arrugas. Sin embargo, es necesario que consultes con un dermatólogo sobre el tema, ya que el experto podrá analizar tu tipo de piel y hacer un diagnóstico completo para asegurarse de que no tengas reacciones negativas. (F)