Gastón Calderón | escritor juvenil

Desde que empezó la pandemia he leído muchos libros, pero ninguno me afectó y me gustó tanto como Hijos de sangre y hueso, escrito por Tomi Adeyemi y publicado por la editorial RBA.

Es uno de mis libros más recomendados, pues es de esos que te liberan, que te hacen pensar más allá de la realidad en la que vives. Es de esos que te humanizan y te dicen: “¡Oye!, ya es hora de que emprendas tu viaje”. Tarde o temprano todos debemos tomar difíciles decisiones, debemos incluso dejar algo atrás y ser valientes. Este libro me gustó sobre todo por los mensajes de fortaleza que te deja. Los personajes son muy sensibles, te conectas con ellos, aprendes con ellos, e incluso sufres con ellos.

La obra es un éxito a nivel mundial y está siendo materializada por Disney Studios.

La historia se centra en Orisha, una tierra mítica que en el pasado desprendía magia. Un lugar donde casi todos los maji fueron cruelmente cazados y aniquilados por un rey que les temía por sus increíbles dones y habilidades. Ahora, Zélie, una feroz y audaz guerrera maji, tiene la oportunidad única de devolverle la magia a su pueblo. Deberá ser cautelosa y muy rápida, pero, sobre todo, deberá ser muy humana para lograr cumplir su misión. Sus poderes maji apenas empiezan a nacer, estará en peligro de sí misma, pero deberá aprender a controlarlos y seguir adelante en su viaje. (O)