Los nombres de los días, meses y estaciones del año se escriben con minúscula: domingo, marzo, invierno. Solo van con mayúscula inicial cuando encabezan el enunciado o forman parte de expresiones denominativas, como espacios urbanos, nombres de instituciones, fechas históricas, etc. Ejemplos: Estudió en el colegio Veintiocho de Mayo. Tiene una casa en la avenida Nueve de Octubre. La batalla del Pichincha fue el 24 de Mayo de 1822.

En el ejemplo anterior cáptese que la fecha apunta al mismo contexto histórico, de ahí el sustento de la mayúscula en la denominación del mes. Cuando las fechas se mencionan fuera de ese entorno, se escriben en minúscula. Ejemplo: El feriado del 24 de mayo se trasladará al lunes 23.

Objetos sagrados y festividades

Los nombres de festividades (civiles, militares, religiosas) llevan mayúscula inicial en todos sus componentes significativos. Ejemplos: El 8 de marzo se recordó el Día Internacional de la Mujer. En el Ecuador se desarrollaron algunas actividades por las fiestas religiosas de Viernes Santo, Sábado de Gloria y Domingo de Resurrección.

Publicidad

A no ser que constituyan expresiones denominativas, los nombres de los objetos religiosos se escriben con minúscula. Entre ellos están sábana santa (lienzo en que envolvieron a Cristo para dejarlo en el sepulcro), vaso sagrado (recipiente especial que se usa para celebrar la misa), patena (bandeja pequeña donde se deposita la hostia), píxide (copón o cofre pequeño en que se guarda el Santísimo Sacramento), hostia (lámina redonda de pan ácimo que se consagra en la misa). (F)

FUENTES: Diccionario de la lengua española (versión electrónica) y Ortografía de la lengua española, de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española.