Tatiana Landín R.

  • 25-N

    Hay que plantearse cómo formamos hombres empáticos, con nuevas sensibilidades y renovados modos de actuar.

  • La mejor versión

    Puedo recrear con las licencias de la imaginación el vínculo que hay entre las palabras y los apegos que blindan mi vida.

  • Reparar(nos)

    Las narrativas personales se impregnan de palabras que rastrean nuestra fragilidad y relaciones conflictivas con la ciudad.

  • Alimento vital

    La atención integral a los sectores desfavorecidos debe fijar metas transformadoras y de urgente desarrollo.

  • El sentido de las palabras

    Las palabras se sostienen en una conciencia política, en la medida que construyen sentido.