Emilio Romero Parducci
Y como si hubiese sido poco aquel petulante cuestionamiento a Montesquieu, formulado desde las altas esferas de una supuesta democracia republicana, el mismo Correa después se permitió sugerir el sacrilegio político de que la “información” (confundiéndola torpemente con la “comunicación...
En anteriores entregas he demostrado que la Ley Orgánica de Comunicación (a la que Alfonso Reece le suele agregar certeramente el apelativo de “Amordazada”, con el conocido resultado de la “LOCA”) fue el producto de la mezcla incestuosa de la orden dada en la Constitución de 2008, para que en el plazo...
Continuando mi entrega anterior, confieso que, como muchos otros, entonces no caí en la cuenta de que con esa jugarreta de presentar aquel “informe complementario para el segundo debate”, el correísmo había empezado a intentar fusionar incestuosamente, en un solo proyecto para una sola nueva ley, los fallidos...
Para cumplir el sueño dorado del entonces presidente, la Constitución de 2008 ordenó en su Primera Disposición Transitoria –girando prácticamente un cheque en blanco a favor del gobierno de entonces– que “en el plazo máximo de trescientos sesenta días” se apruebe la Ley de...
A continuación, me he tomado la libertad de resumir, en lo que más he podido, las que, en mi modesta opinión, han sido las principales causas que han conducido a la tragedia que el Ecuador ha tenido que vivir con respecto al equipo periodístico del diario El Comercio, y que talvez solo podría ser el principio de...
En las entregas anteriores demostramos que la resolución del superintendente con la que se condenó a siete medios independientes, por no cubrir y difundir un supuesto chisme extranjero, fue indebidamente “motivada”; por un lado, porque él pretendió sustentarla en la falsa calidad de “bien pú...
En la anterior entrega tratamos sobre la torpeza jurídica en que ha incurrido el art. 71 de la LOCA, de calificar a la “información” como un “bien público”, porque el superintendente se permitió invocar ese artículo para “motivar” su resolución condenatoria contra siete...
De la inconstitucionalidad de la Ley Orgánica de Comunicación (LOCA) y de sus dañosas derivaciones ya se ha tratado bastante; pero, lamentablemente, muy poco se ha dicho de la extrema y dañina pobreza de los textos de sus pasajes principales. Por eso creo que –sin olvidar esa inconstitucionalidad– ahora es...

Páginas