La Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh) informó que una familia reportó “abuso policial” en la intersección de las avenidas Naciones Unidas y Amazonas, en el norte de Quito.

En un video difundido en redes sociales, que dura alrededor de un minuto, se puede apreciar una trifulca entre varias personas y efectivos de la Policía, en medio de gritos y luces de balizas que provienen de motos parqueadas en un establecimiento de comida rápida.

Hay personas en el suelo y otras que intentan separar a quienes aparentemente están peleándose. También se ve a personal policial haciendo uso del tolete.

Publicidad

Luego de algunos segundos, las cosas aparentemente se calman, pero nuevamente hay accionar policial con toletes.

En Quito habrá cierres viales este domingo por la primera final del campeonato de fútbol y una celebración religiosa

La Policía del Distrito Metropolitano de Quito de la Zona 9 informó que en la madrugada del viernes, 8 de diciembre, en la avenida Naciones Unidas y Shyris, personal del Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM), mientras ejecutaba operativos de control de retiro de libadores en diferentes sectores de la capital, se percató de la presencia de una aglomeración de personas con alteración del orden público.

Por esa razón, agregó, la institución policial pidió a los ciudadanos que se retiraran del lugar para precautelar la integridad de una menor de edad que se encontraba en compañía de las personas que estaban ingiriendo bebidas alcohólicas en espacios públicos.

Publicidad

Según la Policía, individuos con olor a licor procedieron a atacar a los servidores policiales utilizando botellas de bebidas alcohólicas y piedras.

La entidad sostuvo que la agresión física provocó lesiones a tres servidores policiales, uno de los cuales está hospitalizado, y hubo daños materiales a motocicletas.

Publicidad

Inredh manifestó que algunas víctimas de la “represión” acudieron a casas de salud por la gravedad de los golpes recibidos.

Diez años de prisión para hombre que mató en riña a joven en Guano, Chimborazo

“Los policías hicieron uso legítimo de la fuerza usando el equipo entregado en dotación con el único objetivo de neutralizar la agresión y mantener el orden público en la capital”, aseguró.

Agregó que su accionar se enmarca en el respeto a los derechos humanos y que este caso, sin embargo, será investigado.

Ratificó su compromiso de cumplir su labor enmarcada en la legalidad, sin violencia y respeto a los demás. (I)

Publicidad