Luego de seis meses de espera, a las 14:00 de este 29 de junio se reinstaló la audiencia preparatoria de juicio contra Ola Bini, por el presunto delito de acceso no consentido a un sistema informático. Al cabo de una hora, y tras analizar los elementos de convicción presentados por la Fiscalía, la jueza penal de Pichincha, Yadira Proaño, llamó a juicio al ciudadano sueco.

La Fiscalía informó que en este caso se dispusieron más de sesenta elementos de convicción. Entre los principales figuran: los informes periciales de informática forense y de audio y video, la Asistencia Penal Internacional requerida a los Estados Unidos, mediante la cual se extrajo información de uno de los dispositivos del procesado; además de versiones, oficios del Ministerio de Relaciones Exteriores, de la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE) y de otras entidades públicas y privadas.

Según la investigación, el procesado habría accedido sin autorización ni consentimiento al sistema de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), con el objetivo de intentar obtener información del contenido digital de las plataformas de la Empresa Pública Petroecuador y de la entonces Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain).

Bini fue arrestado el pasado 11 de abril de 2019 en el aeropuerto Mariscal Sucre, de Quito, cuando se disponía a abandonar el país con destino a Japón. La detención se produjo instantes después de que el gobierno ecuatoriano anunciara el fin al asilo que se otorgaba a Julian Assange, fundador de WikiLeaks, quien permanecía en la embajada en Londres. Bini es amigo del hacker australiano.

Publicidad

Al inicio del proceso el ciudadano sueco fue señalado por el delito de piratería informática, pero después la Fiscalía redujo la gravedad de la acusación a la de acceso no consentido, por el cual ahora Bini es llamado a juicio.

La audiencia preparatoria se llevó a cabo a finales de diciembre de 2020. Desde entonces, han transcurrido una serie de episodios que dilataron aún más el proceso.

El pasado 22 de junio el abogado de Bini, Carlos Soria, interpuso una demanda de recusación en contra de la jueza Proaño. Una hora después de presentada la demanda, indica el abogado, la jueza recusada convocó a la reinstalación de la audiencia.

A propósito del llamado a juicio del ciudadano sueco, el abogado defensor manifestó que durante la audiencia la jueza basó su decisión únicamente en sospechas, sin explicar cuál era la argumentación jurídica que sustenta que la acusación de Fiscalía tenía asidero.

Publicidad

Según Soria, Proaño al estar demandada por recusación -proceso que fue admitido a trámite horas antes de la audiencia de Bini- no tendría competencia.

“Imagínese que nos concedan la recusación y que una jueza recusada haya dado este auto de llamamiento a juicio. Todos los actos que son dictados sin competencia son nulos. Nosotros iremos a juicio con una jueza recusada e iremos a demostrar la inocencia de Ola en un tribunal”, enfatizó el abogado.

La defensa sostiene que Bini ha sido víctima de persecución política y de vigilancia constante. Debido a la forma en la que se ha desarrollado el proceso desde abril de 2019, Soria anunció que el 30 de junio se presentará en la Fiscalía General del Estado una denuncia de fraude procesal en contra de todas las personas que han estado involucradas en el caso. “Hemos encontrado evidencia que prueba que la decisión del apresamiento de Ola fue completamente fabricada”, concluyó. (I)