Las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional realizarán controles fijos en los puertos de Guayaquil y Posorja durante el tiempo de vigencia del estado de excepción. Esa es una de las resoluciones adoptadas por el Comité de Seguridad Provincial luego de que el presidente Guillermo Lasso declaró el estado de excepción a nivel nacional para combatir la delincuencia.

Los puertos han sido precisamente puntos infiltrados por el narcotráfico, que ha perdido 147 toneladas de droga que se han incautado hasta ahora a nivel nacional.

Según la oficina del gobernador del Guayas, Pablo Arosemena Marriott, estas son “tácticas adicionales para reforzar la seguridad en toda la provincia”.

Otra decisión que se adoptó en la mesa de seguridad es la conformación de un grupo de inteligencia interinstitucional que trabajará durante la vigencia del estado de excepción en el levantamiento de información que contribuya en la desarticulación de bandas delictivas.

Publicidad

La Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil coordinará con las Fuerzas Armadas la entrega temporal de 30 camionetas para el patrullaje en la ciudad, donde los militares realizarán operativos de control en los puntos críticos entregados por la Gobernación del Guayas.

La Policía Nacional, por su parte, seguirá con los operativos planificados en los 34 puntos críticos levantados por esa institución.

Para realizar estas labores, la Policía Nacional, según el comunicado de la Gobernación, aportará con 6.141 servidores para toda la provincia. De estos, 4.011 prestarán servicio en la crítica Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón). Mientras que las Fuerzas Armadas aportarán con 236 oficiales y 2.110 miembros para contribuir a la seguridad.

La Gobernación del Guayas recomendó reformar la ordenanza vigente en Guayaquil, en el tema de circulación de motocicletas, extendiendo la prohibición de dos personas de sexo masculino a bordo de dicho vehículo las 24 horas del día y con una sanción de más de un día de retención.

Adicionalmente, se solicitará su réplica a los demás cantones de la provincia, donde la Policía establecerá patrullajes y puestos aleatorios de control.

“Nuestro presidente ratificó su apoyo a los uniformados a través de la creación de la Unidad de Defensa Legal de la Fuerza Pública. Las acciones policiales y militares que estén dentro de sus competencias serán respaldadas, el estado de excepción faculta ejecutar más acciones. Es una guerra dura, muy difícil, alguien tiene que dar cara a la situación y el Gobierno del Encuentro está dando respuestas con acciones concretas”, dijo Arosemena, citado en el comunicado de la Gobernación. (I)