En la Asamblea Nacional hay más de 70 votos para llamar a juicio político a la superintendenta de Bancos, Ruth Arregui, a pesar de que el informe de la Comisión de Fiscalización recomienda el archivo de la solicitud de interpelación por supuesto incumplimiento de funciones.

Esta vez, el bloque Pachakutik que está integrado por 25 legisladores votará orgánicamente para no acoger el informe de la Comisión de Fiscalización y llevar a juicio a Arregui. También estarán en esa línea los 48 asambleístas que conforman la bancada Unión por la Esperanza (UNES) y algunos independientes. No se descarta que la Izquierda Democrática se sume a ese propósito.

Informe borrador de la Comisión de Fiscalización recomendó el archivo del juicio político en contra de la superintendenta de Bancos, Ruth Arregui

El pleno del Parlamento está convocado a sesión a partir de las 09:00, de este 15 de febrero, para conocer el informe de sustanciación del juicio político en contra de la máxima autoridad de la Superintendencia de Bancos, acusada por el legislador de Pachakutik Darwin Pereira de incumplir funciones de control.

Publicidad

Desde la vigencia de las reformas a la ley orgánica de la Función Legislativa, en noviembre de 2020, los informes de la Comisión de Fiscalización relativos a los juicios políticos no son vinculantes, por lo que el pleno de la Asamblea debe resolver sobre el informe presentado.

La misma normativa determina que el pleno puede acoger o ratificar el informe; pero también podrá no acoger dicho informe y resolver el juicio político con la mayoría absoluta de sus integrantes, es decir, 70 votos.

Una vez aprobado el llamado a juicio político a la funcionaria, la presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe Llori, en el plazo máximo de cinco días, incluirá en el orden del día para consideración del pleno el juicio político que absolverá o censurará y destituirá a la funcionaria.

Publicidad

Acusaciones

El juicio político planteado por el representante de Pachakutik, Darwin Pereira, contiene ocho acusaciones relacionadas con supuestas irregularidades en la designación de defensores del cliente en las instituciones financieras, pagos debitados en bancos privados, falta de control y vigilancia de las actividades del sistema financiero frente a denuncias de supuesto fraude informático, falta de control en la captación ilegal de dinero como el caso de Big Money en la ciudad de Quevedo, renegociación de deuda entre usuarios y la banca privada, entre otras.

El informe que recomendó el archivo de la solicitud de juicio fue suscrito por cinco legisladores: Ana Belén Cordero, Pedro Velasco y Marco Troya (CREO-BAN), María Soledad Diab (PSC) y Fernando Villavicencio (CN-PSE), y en las conclusiones se determinó que la superintendente de Bancos no ha incurrido en incumplimiento de funciones.

Publicidad

Respecto a la existencia de instituciones dedicadas a actividades financieras sin autorización de la Superintendencia de Bancos, el informe recomienda realizar campaña de difusión respecto de las personas naturales y jurídicas que realizan actividades de captación ilegal de dinero, a fin de evitar futuras estafas masivas a la ciudadanía.

Los legisladores que votaron en contra del informe son Bruno Segovia (antes de Pachakutik), María Gabriela Molina, Comps Córdova y Roberto Cuero.

Posiciones políticas

De mantenerse las posiciones políticas reveladas a pocas horas de conocerse el informe de la Comisión de Fiscalización que recomienda el archivo de la solicitud de juicio político en contra de la superintendenta de Bancos, habría votos suficientes para que la funcionaria sea procesada políticamente en el pleno.

Pachakutik votará por el juicio político a Arregui, anticipó su coordinador, Rafael Lucero. “En Pachakutik todos estamos cerrando filas para llevar a juicio a la funcionaria y habría los votos suficientes para que el juicio político continúe”, sostuvo Lucero.

Publicidad

Ya dependerá mucho de las pruebas que se presenten durante la interpelación para que sea destituida y censurada la superintendenta de Bancos, subrayó.

Su coideario, Ricardo Vanegas, confirmó que toda la bancada no acogerá el informe de la Comisión de Fiscalización y que él presentará acusaciones graves en contra de la funcionaria que tienen relación con las mismas motivaciones de pedido de juicio, con lo cual la conducta de Ruth Arregui será agravada.

El legislador Juan Lloret comentó que la posición de todo el bloque UNES será apoyar la posición que asumieron sus delegados en la Comisión de Fiscalización, que es votar en contra del archivo del proyecto. Pues la funcionaria debe muchas explicaciones al país sobre la falta de acciones de control de los abusos dentro del sistema financiero, sobre todo en lo referente al Banco Pichincha con respecto a valores debitados.

En cambio, desde las filas del PSC, el asambleísta Esteban Torres sostuvo que respaldarán el archivo del pedido de juicio en contra de Ruth Arregui, y si esa moción no se llega a tratar y pasa a otra relacionada con el pedido de inicio del juicio, se abstendrán.

Indicó que de las pruebas que se presentaron en el proceso por parte del ponente del juicio y los descargos que se dieron en la comisión, el PSC no encuentra méritos para una censura y destitución de la funcionaria.

El coordinador de la Izquierda Democrática, Marlon Cadena, no descarta en apoyar una moción para que el juicio en contra de la superintendenta de Bancos continúe. Precisó que hay algunos reclamos de ciudadanos sobre la falta de control de parte de la autoridad que vigila el sistema financiero del país.

Desde el sector de independientes, el legislador Elías Jachero, que actúa dentro de la Bancada Acuerdo Nacional, comentó que independientemente de lo que decida su bloque votará por la moción para que el juicio político continúe en el pleno, y dijo que en esa línea están algunos asambleístas independientes. (I)