Luego del último diferimiento de la audiencia de juicio por el delito de delincuencia organizada contra el expresidente Abdalá Bucaram Ortiz, su hijo Jacobo Bucaram Pulley y tres personas más procesadas por supuestas irregularidades en la comercialización de mascarillas y 21.000 pruebas rápidas para diagnosticar COVID-19 en pandemia, el Tribunal de Juzgamiento define cinco días de septiembre para instalar la diligencia.

El pasado 6 de abril se definió la nueva fecha para la audiencia, esto luego del último diferimiento dado a inicios de febrero pasado. En octubre de 2021, el juez Geovanny Freire llamó a juicio por delincuencia organizada al exagente de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) de Quito Leandro Berrones, el israelí Sheinman Oren y a la peruana Orietta Isabel Marengo.

Abdalá Bucaram y su hijo Jacobo son llamados a juicio como presuntos autores del delito de delincuencia organizada

En cambio, en esa audiencia fueron sobreseídos los dos Bucaram y los ecuatorianos Bryan P. y Verónica A. El caso subió a apelación por pedido de la Fiscalía y un tribunal de la Corte Provincial de Pichincha, en diciembre pasado, levantó los sobreseimientos para Abdalá y Jacobo Bucaram y ratificó los dados a los otros dos sospechosos.

La audiencia de juzgamiento en este caso está en manos de un tribunal integrado por los jueces provinciales Silvana Velasco (ponente), Catterine Vásquez y Pablo Cello.

Publicidad

Audios, pericias y cotejamientos serían parte de la prueba que mantiene contra los acusados la fiscal Sarabia y a la que la califica de contundente. Por su parte, la defensa del expresidente ha reiterado que no existen elementos que los relacionen a él o a su hijo con el ilícito acusado y cree que la motivación del procesamiento penal viene desde lo político.

El llamado a la etapa de juzgamiento en septiembre solo incluye a los dos Bucaram, el exagente Berrones y al israelí Sheinman Oren. Marengo no ha sido convocada pues al momento es vista como prófuga de la justicia pese a que fue detenida el 10 de marzo pasado en Lima, Perú, por agentes de la Interpol (Policía Internacional, por sus siglas en inglés) de ese país.

Juez dictó sobreseimiento a favor de Abdalá Bucaram y su hijo Jacobo en caso de pruebas rápidas

Desde la Corte Nacional de Justicia ya se habría enviado una solicitud formal a las autoridades de justicia del Perú para que se concrete la extradición de Orietta Marengo, sobre quien existía una difusión roja solicitada por la fiscal Lidia Sarabia.

La ciudadana peruana estaría identificada por la Fiscalía como un brazo logístico de la organización. Mediante los seguimientos realizados se habría definido que la mujer de 25 años era quien adquiría bienes, incluso donde se hospedaban o a donde se movilizaban los restantes miembros de la organización. (I)