Luego de casi un mes de suspensión debido a tres semanas de paro nacional, la mañana de este miércoles en la Corte Nacional de Justicia (CNJ) se reinstaló el décimo tercer día de audiencia de juzgamiento del denominado caso Las Torres. En esta causa son procesados el excontralor Pablo Celi, el exgerente de Petroecuador Pablo Flores, y otras nueve personas acusadas del delito de delincuencia organizada.

El último día de audiencia en este caso se dio el 10 de junio pasado. En ese momento se definió para el 14 de junio la reinstalación, pero para ese momento ya el paro nacional convocado por varias organizaciones indígenas había ingresado en su segundo día. El juzgamiento está en manos del juez Walter Macías y los conjueces Adrián Rojas y Mauricio Espinosa, todos de la CNJ.

Caso Las Torres: con el testimonio anticipado del sentenciado en Estados Unidos Raúl De la Torre, Fiscalía abre sus cartas para probar su teoría

La diligencia se suspendió durante la presentación del testimonio de un perito informático forense convocado por la fiscal general, Diana Salazar. El testimonio versaba sobre el contenido digital de dispositivos de almacenamientos de datos ingresados bajo cadena de custodia y que fueron periciados.

Entre ellos estaba la información encontrada en el teléfono de Raúl de la Torre: 355 elementos entre capturas de pantalla e historiales de conversaciones de WhatsApp del dueño del dispositivo con José Agusto Briones y el procesado exgerente de Petroecuador, Pablo Flores.

Publicidad

Al momento la Fiscalía se encuentra evacuando la prueba que mantiene para asegurar que los procesados son parte de un “grupo organizado” que operó desde la Contraloría General del Estado, la secretaría de la Presidencia y la empresa pública Petroecuador, entre 2017 y 2020, para a través del mecanismo de desvanecimiento de glosas obtener el 20 % de una factura de $ 20′345.609 que Petroecuador debía pagar a la empresa Nolimit C. A.

En los días previos a esta reinstalación también se conoció del contenido del dispositivo electrónico en el que existía información de Roberto Barrera, empresario que fue sentenciado en Estados Unidos junto a Raúl de la Torre por ser parte de una trama de corrupción en Petroecuador. En este se ubicaron más de 2.000 archivos, entre capturas de pantalla y conversaciones a través de WhatsApp con el procesado Esteban Celi y José Agusto Briones.

Según la Fiscalía, la pericia de esta información estaría relacionada con la coordinación de recepción del dinero exigido de forma ilegal. “En los chats extraídos por el perito se da cuenta de la jerga usada por el grupo, utilizando el término “libro” para referirse a un millón de dólares, “hojas” para referirse a billetes, “hojas de 20 cm o de 100 cm” para referirse a la denominación del dinero”, explicó la Fiscalía en un comunicado.

Caso Las Torres: Testimonio anticipado de Raúl De la Torre señaló montos pedidos por procesados por delincuencia organizada

La acusación señala que en el liderazgo de este “grupo delictivo” estaban el excontralor Celi y el exgerente Flores; mientras que como colaboradores habrían intervenido Natalia Cárdenas, Mauricio Orellana, Roy Calero, Martha Barrezueta, Esteban Celi, Pedro Saona, Álvaro de Guzmán, Silvia López, Ángelo Rodríguez, Andrés Luque y Adolfo Agusto Briones.

Los líderes de la organización son acusados por el delito de delincuencia organizada previsto en el artículo 369, inciso primero, del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que deja una pena para los mismos de siete a diez años de cárcel; mientras que los colaboradores son acusados con base en el mismo 369, pero con el inciso segundo, que habla de penas para estos procesados de cinco a siete años de prisión. (I)