Debido a un percance en su salud, la fiscal general, Diana Salazar, solicita el diferimiento de la audiencia de revocatoria de la orden de prisión preventiva que pesa sobre el contralor (s) Pablo Celi, uno de los trece procesados en el denominado caso Las Torres por el delito de delincuencia organizada. La diligencia estaba convocada para las 11:30 de este 14 de junio en la Corte Nacional de Justicia (CNJ).

Contralor (s) Pablo Celi, podría recurrir a vacaciones acumuladas para evitar perder su cargo una vez que licencia sin sueldo termine

Sobre el pedido de diferimiento habló en su cuenta personal de Twitter Salazar la mañana de este lunes y dijo: " Por un percance en mi salud he solicitado el diferimiento de la audiencia de revisión de medidas de Pablo C., prevista para hoy, porque la voy a atender personalmente. Espero que la justicia no sienta presión al procesar a una autoridad de control en funciones”.

Una vez llegada la hora de la diligencia, el secretario de la Sala Penal explicó a los sujetos procesales que el juez nacional Felipe Córdova no instalará la audiencia debido a un pedido de diferimiento hecho por la fiscal Salazar. Les indicó a todos que durante el día y mediante una providencia les definirá el nuevo día y hora para evacuar la audiencia de revocatoria de la medida cautelar que pesa sobre Celi.

Poco después, desde el área de Comunicación de la Corte Nacional se informó que la instalación de la audiencia de revocatoria de la medida cautelar solicitada por Pablo Celi se dará el próximo lunes 21 de junio a las 11:30.

Publicidad

La madrugada del miércoles último, el contralor subrogante fue trasladado desde la Cárcel 4, en donde cumple la prisión preventiva, hasta el hospital Eugenio Espejo, en Quito, pues dio positivo para COVID-19. Celi habría presentado fiebre alta y complicaciones en su tracto respiratorio, lo que hizo que se llamara a una ambulancia y luego de una valoración se lo trasladó a una casa de salud.

El 13 de mayo pasado, de forma unánime los jueces de la CNJ, Byron Guillén, Luis Rivera y Mercedes Caicedo, rechazaron los recursos de apelación a la prisión preventiva de los hermanos y procesados en este caso Pablo y Esteban Celi y de los hermanos José y Luis Adolfo Agusto Briones.

Córdova es el juez de la Corte Nacional que analizará los argumentos que se entreguen en la audiencia de revocatoria para pedir el cambio de la prisión preventiva por cualquiera otra de las medidas cautelares existentes: presentación periódica, prohibición de salida del país, usos de grillete.

Salazar en su cuenta de Twitter también indicó: “Mientras los procesados sigan en el poder será muy difícil que la justicia haga su trabajo con celeridad y transparencia. Veo con preocupación cómo algunas personas continúan gozando del respaldo de quienes les deben favores. Impensable”.

Y su hilo de mensajes continuó: “Insisto: no cuenten conmigo para torcer la justicia, yo no le debo favores a nadie. Ningún procesado debe gozar de privilegios, en ninguna circunstancia, peor si es por cobrar favores que se hicieron con dineros del pueblo ecuatoriano”.

Hoy se cumplen los 60 días de licencia sin sueldo que Celi pidió a la Contraloría como contralor subrogante y la semana pasada presentó una solicitud para acceder a una licencia por enfermedad.

Publicidad

Contralor (s) Pablo Celi da positivo para COVID-19 y se mantiene en el hospital Eugenio Espejo, en Quito

El abogado de Celi, Marcelo Ron, calificó de “lamentable” el diferimiento de la audiencia y aclaró que es crítico el estado de salud de su defendido. “Se sigue insistiendo, se sigue dilatando su estancia no solo en la Cárcel 4, sino ahora en el hospital Eugenio Espejo, que resulta que es peor que la Cárcel 4, por la incomunicación que tiene”.

A Ron le sorprendió la decisión de la fiscal general de solicitar el diferimiento de la audiencia por temas médicos, más aún cuando, dice, la funcionaria pudo haber delegado a su fiscal subrogante o a otro miembro de la Fiscalía. El abogado explicó que la fiscal Salazar presentó un certificado médico en el que se señala que mantiene problemas de presión arterial.

Una vez fue trasladad Celi a la casa de salud en Quito por temas relacionados con el Covid-19, Ron indicó que jurídicamente la audiencia de este lunes debería ser un resultado positivo porque se han desvirtuado todos los elementos que sirvieron de base para que se dicte la prisión preventiva, sino también por un tema de igualdad jurídica y de igualdad como ciudadanos, “ya que hay otros procesados que se encuentran gozando de medidas sustitutivas en el mismo caso y sobre los mismos hechos”.

A estos argumentos, Marcelo Ron suma el tema de salud que atraviesa su defendido, no solo por el positivo de COVID-19 que mantiene, sino también por complicaciones en su ojo derecho, por una supuesta falta de atención médica especializada en el centro de privación de la libertad en que se encuentra, lo que estaría generando que pierda la visión de ese lado. Ron adelantó que aceptarán cualquier otra medida cautelar que se considere.

E contralor (s) Pablo Celi fue una de las personas que fueron detenidas dentro de la investigación previa abierta por el delito de delincuencia organizada conocido como caso Las Torres. Foto: Cortesía

Una vez no se dio la diligencia de revocatoria de la medida cautelar, el abogado del contralor subrogante señaló que lo que se quiere es seguir dilatando el proceso porque la Fiscalía no tendría argumentos para evitar que el juez Córdova de paso a lo que piden. “Hay muchos puntos a favor del contralor Celi para que se revoque la orden de prisión preventiva”. (I)