En un segundo video divulgado este 18 de mayo por el portal de investigación de Código Vidrio se muestra cómo el exvicepresidente Jorge Glas, quien manejó los sectores estratégicos en el gobierno de Rafael Correa, le habría ordenado al entonces director de la Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífero, José Luis Cortázar, que no pidiera cuentas a las petroleras privadas sin consultarle antes y contar con su aprobación.

Esto ocurrió en una reunión desarrollada en la Vicepresidencia de la República, el 5 de febrero de 2014, en la que abordaron varios temas relacionados con la campaña electoral de ese año en las elecciones seccionales y el manejo del área hidrocarburífera.

Código Vidrio reseñó que Cortázar había conformado, meses antes, una comisión de técnicos que estableció que la curva para fijar el pago que recibiría el Gobierno por cada barril de petróleo extraído de los campos petroleros Shushufindi-Aguarico y Libertador-Atacapi no estaba bien calculada, en perjuicio del Estado ecuatoriano.

En el 2012, el gobierno de Correa entregó a los consorcios Shushufindi S. A. y Pardaliservices la coadministración de esos campos, con la firma de contratos de Prestación de Servicios Específicos con Financiamiento, a quince años. Acordó pagarles, por cada barril de crudo, una tarifa de $ 30,62, en Shushufindi, y $ 39,53, en Libertador.

Publicidad

Cortázar le contó a Glas que había planteado recursos de acceso a la información a estas empresas para obtener documentos respecto del tema, pero que tuvo que demandarlas porque no cumplieron con la entrega en su momento.

A lo que Glas le dijo lo siguiente:

“Pregúntame antes de hacer esas pendejadas. Tú tienes que entender, hermano, que este es un proyecto político, y si nosotros mismos nos hacemos daño… Es como tener un pelotas en el Comité de Deuda Externa, ¿no verdad? Apruebas todos los créditos como parte de un directorio, pero para todo has mandado 10.000 cartas. Tuve que decirle, oye, mira compadre, todas las preguntas que tengas hazlas, yo no soy parte, yo no tengo nada que ver, hazlas, pero no las hagas por escrito porque después de diez años con eso van a meter preso al presidente. No ves que el comité lo preside el presidente, él delega a alguien (…). Entonces tienes que tener cuidado, no puedes actuar así, tienes que decirme y hacemos una reunión. Tienen que dar explicaciones, ¿no verdad? Y tenemos que saber qué pasa antes de poder tener una definición porque, por último, si la tarifa está muy alta, bajamos la tarifa… ¿Me explico?”.

Cortázar le indicó que actuaría tal como se lo estaba indicado. “Por eso te había pedido conversar, para no cometer ningún error”, le dijo a Glas.

Publicidad

Glas le manifestó su temor porque la información llegue al activista y ahora legislador Fernando Villavicencio: “Yo estoy convencido de que Villavicencio es agente de la CIA, un tipo sindicalista de Petroecuador que tiene intervenido todo, todo”.

El exvicepresidente tiene dos sentencias en firme, por asociación ilícita en el caso Odebrecht y cohecho en Sobornos 2012-2016; está pendiente una tercera por peculado en Singue. Ahora cumple sus condenas en libertad debido a un habeas corpus a su favor. (I)