Al menos quince días más podría demorar concluir la traducción de las cerca de 3.000 hojas que hacen parte del expediente que deberá ser entregado por la Corte Nacional de Justicia (CNJ) a la cancillería ecuatoriana para solicitar la extradición al Reino de Bélgica del expresidente Rafael Correa, quien mantiene una sentencia en firme por el delito de cohecho pasivo agravado, parte del caso Sobornos 2012-2016.

A los más o menos quince días que ya llevan los peritos traduciendo al idioma francés las sentencias de las tres instancias en el caso Sobornos y las pruebas usadas para condenar a Correa, los peritos traductores han solicitado una prórroga de quince días más para concluir su trabajo al presidente de la CNJ, Iván Saquicela, quien está a cargo de conformar y entregar el expediente de extradición.

Asilo político al expresidente Rafael Correa entorpecería proceso de extradición desde Bélgica planteado por la Corte Nacional de Justicia

El titular de la Corte Nacional sostiene que para la extradición se deben justificar cosas como que está dictada una orden de privación de la libertad, que sea procedente que el ciudadano está procesado, que tiene sentencia condenatoria y cuáles son los elementos que justifican eso.

“Todo eso tiene que ser traducido”, mencionó Saquicela, quien responderá en providencia sobre el plazo que piden los peritos que fueron escogidos por el propio presidente de la CNJ de un listado acreditado en el Consejo de la Judicatura.

Publicidad

El 21 de abril pasado, el presidente Saquicela anunció que, una vez que se realizó el análisis y las gestiones necesarias en materia de extradición, firmó la providencia para iniciar el trámite de extradición del expresidente Correa, sentenciado a ocho años de cárcel en calidad de autor mediato por instigación y al pago de $ 778.000 como reparación integral al Estado.

“Se nos ha pedido dentro del expediente de extradición, por parte de los peritos, porque necesitan una prórroga, necesitan unos días más para trabajar, sobre todo porque se trata de un lenguaje técnico, y a lo que se aspira, sin lugar a dudas, es a hacer un trabajo de la traducción técnica de una manera correcta. (...) Una vez que se tenga toda esa información, se remite el expediente. Nosotros hacemos nuestro trabajo con un sustento jurídico, hacemos el pedido de extradición, y lo demás corresponde al trabajo diplomático”, aclaró Saquicela.

‘Sobre la extradición de Rafael Correa la diplomacia ecuatoriana sabrá decir cuál es la posición del Estado ecuatoriano ante Bélgica’, dice Iván Saquicela

Christophe Marchand, procurador judicial de Rafael Correa en Bélgica, en una entrevista en Ecuavisa insistió en que para ellos está demostrado que en este caso contra Rafael Correa existe una persecución política y que, ante esa realidad, Bélgica otorgó un asilo político.

El abogado explicó que en muchos casos, si hay una persona que tiene el estatus de refugiado en Bélgica porque teme lo que pueda sucederle en el país del que proviene, Bélgica no le va a pedir a ese país su opinión sobre eso, “pero va a parar todo pedido de extradición en contra de esa persona que está reconocida como perseguido político, que viene de ese país; esto es una regla internacional que se pasa en todos los países”.

Publicidad

Respecto al tema del asilo, el presidente Saquicela reiteró que hasta el momento no conoce oficialmente de la existencia del asilo del que hablan los correístas. Pese a ello, anotó, nada de eso tiene por qué impedir o frenar su trabajo.

“Nosotros cumpliremos con pedir; las demás autoridades cumplirán su trabajo, y se sabrá la respuesta: si es positiva o negativa. Nosotros cumplimos con pedir, esa es nuestra responsabilidad. (...) Tengan la certeza de que nuestro trabajo se seguirá haciendo estrictamente en el ámbito jurídico. Eso sí, vale la pena aclarar que hasta esta hora no se ha enviado, porque se está trabajando en traducir 3.000 hojas”, apuntó. (I)