El presidente nacional de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE), Fernando Cerón, presentó la mañana de este martes 21 de junio una acción de protección en la Unidad de Flagrancia, al norte de Quito, la cual tiene como objetivo dar de baja el proceso de requisición que realizó la Policía Nacional para ingresar en los predios de esa institución dentro del contexto del paro nacional convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) que hoy cumple nueve días.

La idea es que se determine que se han violentado los derechos de la institución, se termine la requisición y se ordene que inmediatamente salga de ese “espacio de cultura” los agentes policiales.

Esta acción de protección se suma a las medidas cautelares un el mismo presidente Cerón presentó el lunes último.

En los exteriores de la Unidad de Flagrancia, Cerón aseguró que la requisición realizada por parte de la Policía Nacional no cumplió con los requisitos definidos en este tipo de procesos y por ello es ilegal e ilegítima. Entre los requisitos que no se habrían cumplido estaría la realización de un inventario de los 33.000 bienes patrimoniales históricos que se hallan en las instalaciones de la CCE.

Publicidad

Paro nacional: estado de excepción que decretó el Gobierno permite que la Policía se acantone en la Casa de la Cultura, opinan juristas

Según el presidente del organismo, dentro de la acción de protección se ha demandado que se de unpronunciamiento constitucional que define que nunca mas la CCE pueda darse este tipo de requisiciones por parte del Estado o la Fuerza Pública.

Fernando Cerón señaló que la Policía se apostó desde el domingo último en los exteriores de la edificación de la CCE, pero que estos últimos días ya ha ingresado a espacios como el Ágora de la Casa de la Cultura.

Respecto al estado de los bienes patrimoniales que están en custodia de la CCE, Ceron informó que, junto al Instituto Nacional de Patrimonio, sellaron las bóvedas donde se encuentran dichos bienes. (I)