Ocho partidos y movimientos políticos que tuvieron pocos votos en las elecciones presidenciales lograron uno o dos representantes en la nueva Asamblea Nacional que se posesiona este viernes 14 de mayo.

De las listas que se presentaron en las elecciones del 7 de febrero del 2021 —la papeleta más grande de la historia, con 16 candidatos a la Presidencia—, trece actuarán en la Asamblea Nacional, pues a esos ocho se suman la alianza Unión por la Esperanza (UNES), Pachakutik, Izquierda Democrática, el Partido Social Cristiano y el movimiento CREO —que fueron en alianza en las presidenciales, pero en listas separadas para la elección de asambleístas—, y que serán las fuerzas políticas por su votación alcanzada en los recientes comicios y en consecuencia por el número de asambleístas.

- UNES tendrá 49 asambleístas

- Pachakutik, 25

Publicidad

- Izquierda Democrática, 18

- Partido Social Cristiano, 16

- CREO, 12

El partido Avanza, el movimiento Ecuatoriano Unido y la alianza entre el partido Socialista y el movimiento Concertación tendrán dos asambleístas cada uno. Democracia Sí, Sociedad Patriótica, Unión Ecuatoriana, SUMA y Construye (antes Ruptura) tendrán uno cada uno.

Avanza participó en las presidenciales con Isidro Romero, quien quedó en sexto lugar entre los 16 aspirantes a Carondelet, con 1,86% de la votación o el equivalente a 172.714 votos. En la segunda vuelta electoral este candidato le dio apoyo a Andrés Arauz, del correísmo (UNES), pero el partido no. Ahora, en la Asamblea Nacional esta agrupación política tendrá dos escaños: uno por Carchi con Pedro Velasco y otro por Los Ríos con Eduardo Mendoza Hurtado.

Ecuatoriano Unido, que llegó al octavo puesto con Gerson Almeida, con 1,73% de votación, en la elección de asambleístas alcanzó votos para tener uno por Los Ríos (Marco Troya) y otro por Santa Elena (Daniel Noboa Azín, hijo de Álvaro Noboa).

Publicidad

Aunque César Montúfar, de la alianza Honestidad (Socialista-Concertación), solo tuvo 0,62% de votos (57.620), esta alianza consiguió un escaño nacional con Fernando Villavicencio y otro por Zamora Chinchipe con Diego Esparza Aguirre.

Con un solo asambleísta, Democracia Sí podría llegar a directiva

En las elecciones presidenciales, el movimiento Democracia Sí, con Gustavo Larrea, quedó abajo de Montúfar, con 0,40% (36.903 votos). Sin embargo, este movimiento alcanzó un representante en la nueva Asamblea: Virgilio Saquicela, electo por la provincia de Cañar.

Esta agrupación es parte de las minorías y, con un solo representante y sumándose al acuerdo entre PSC, CREO e independientes, podría captar la segunda vicepresidencia del Legislativo.

El movimiento SUMA estará en la Asamblea con la curul que ganó —en alianza con el PSC— Jorge Abedrabbo, en Bolívar. Ese movimiento participó en las presidenciales con Guillermo Celi y tuvo 0,91% de votos (84.640).

Sociedad Patriótica también quedó con un solo asambleísta: Washington Varela, electo en Napo, provincia del presidenciable y líder de ese partido: Lucio Gutiérrez. Él quedó en el puesto 7 de los 16 aspirantes a Carondelet, con el 1,78% de votación (164.800 votos).

Para esta organización, este ha sido el golpe más duro en sus veinte años de vida política. En las elecciones anteriores para la Asamblea —que ya finalizó su periodo— ganaron dos curules, y ahora solo tendrán una.

"Duro golpe" electoral para Sociedad Patriótica, se resignan a ganar un asambleísta en Napo

El movimiento Unión Ecuatoriana, que quedó penúltimo en las recientes elecciones presidenciales con Giovanny Andrade y el 0,22% de sufragios (20.245 votos), ganó una curul en Chimborazo. Jhonn Vinueza fue electo en esa provincia, de donde es originario el fundador de la agrupación, el exfiscal general Washington Pesántez.

La participación de este movimiento en las elecciones pasadas se vio envuelta en acusaciones internas, por lo que hubo distanciamiento del candidato presidencial con dirigentes y luego la candidata vicepresidencial también se separó de la campaña.

Elecciones 2021: Giovanny Andrade y Paúl Carrasco se disputan último lugar de las presidenciales

El movimiento Construye logró al final un representante. Esa curul la ganó en Manabí, que fue la última provincia en proclamar los resultados y en donde UNES se llevó siete de los nueve escaños en disputa. Juan Fernando Velasco fue el candidato presidencial de esta agrupación, y se ubicó en el grupo de candidatos con menos del 1% de respaldo: 76.349 votos o el equivalente al 0,82% de la votación.

Serán minoría al igual que los cinco asambleístas que llegan a la Asamblea por movimientos provinciales:

- Azuay Primero: Marcelo Cabrera.

- Movimiento Intercultural de Gente Activa (Minga): Mariano Curicama Guamán, por Chimborazo.

- Alianza UNE: María del Carmen Aquino, por Santa Elena.

- Movimiento Acuerdo Ciudadano: Augusto Guamán Rivera, por Sucumbíos.

- Alianza por la Dignidad de Zamora Chinchipe: Isabel Enríquez Jaya.

La exprefecta de Orellana Guadalupe Llori ganó una curul en su provincia por la alianza Renace la Esperanza, sin embargo, ella está considerada dentro de la bancada del movimiento Pachakutik, que en estas elecciones se convirtió en la segunda fuerza política: ganó 25 escaños de los 137 que conforman la Asamblea Nacional.

Cuatro movimientos se quedaron sin Presidencia y sin asambleístas

El movimiento Amigo, de Pedro Freile, no presentó listas para asambleístas nacionales ni provinciales. Quedó en quinto lugar, detrás de las agrupaciones que tuvieron buenos resultados, con 2,08% de los sufragios (192.763 votos), lo que consideró algo positivo por ser su primera participación electoral.

El movimiento Alianza PAIS —luego de ser Gobierno y fuerza legislativa por catorce años— no logró ni un espacio en la Asamblea Nacional, que comienza sus funciones para el periodo 2021-2025; tampoco lo logró Fuerza Ecuador, que puso de primer candidato a asambleísta nacional al expresidente Abdalá Bucaram —quien con esa postulación logró inmunidad frente a sus procesos penales—, ni el movimiento Juntos Podemos. (I)