El ambiente político en el interior de la Asamblea Nacional no es favorable para la reforma tributaria y laboral que impliquen nuevos impuestos y una revisión de derechos laborales.

El presidente de la República, Guillermo Lasso, anunció que dividirá en tres proyectos la propuesta de Ley de Creación de Oportunidades que no calificó el Consejo de Administración Legislativa por no poseer unidad de materia.

Guillermo Lasso anuncia que reformas tributaria y laboral serán enviadas como económico urgente, por separado y al mismo tiempo

Los legisladores del oficialismo revelaron, que en esta semana, el Ejecutivo dará a conocer la ruta por seguir respecto a los proyectos que remitirá en materia tributaria, laboral y de inversiones.

Uno de los cuestionamientos que persiste entre los legisladores de todas las bancadas: Unión por la Esperanza (UNES), Partido Social Cristiano (PSC), Izquierda Democrática (ID), Pachakutik (PK) e incluso de la Bancada Acuerdo Nacional (BAN), es la falta de diálogo previo desde el Ejecutivo con los coordinadores de bloque, a fin de conocer el alcance de las propuestas anunciadas desde el Gobierno.

Publicidad

La pugna desatada entre el Ejecutivo y Legislativo por la respuesta que recibió el proyecto urgente de Creación de Oportunidades aún no se supera, los legisladores todavía aguardan lo que se volverá a presentar en el legislativo.

Todos los sectores políticos resaltan la decisión del primer mandatario de dividir en tres propuestas el proyecto que inicialmente envió, sin embargo, tienen dudas sobre lo que vendrá sobre reforma tributaria.

La Izquierda Democrática considera que el anuncio de subir tributos a quienes más tienen, en principio tendría su respaldo. Pero, según su coordinador de bancada, Alejandro Jaramillo, en esa materia existen líneas rojas que no están dispuestos a atravesar, así como también en lo laboral en todo lo que signifique retroceso en derechos laborales adquiridos para los trabajadores y servidores públicos.

“Nosotros no vamos a retroceder un solo milímetro en el tema laboral, sobre todo en las conquistas laborales, tomando en cuenta que somos el partido político de los trabajadores”, afirma el legislador de la lista 12.

Este sector político, añade Jaramillo, en campaña planteó la eliminación de impuesto a los microempresarios, pero que espera conocer a fondo el contenido de la reforma, pues lamenta que el Gobierno no haya abierto espacios de diálogo previos para tener insumos necesarios para abrir el debate y plantear alternativas.

No descarta que este lunes 18 de octubre haya un primer diálogo con la ministra de Gobierno, Alexandra Vela, antes de remitir los proyectos a la Asamblea Nacional. Aún se espera la confirmación.

Publicidad

La bancada de Pachakutik, según su coordinador Rafael Lucero, ratificó que el presidente de la República, Guillermo Lasso, tendrá la gobernabilidad respectiva en la Asamblea Nacional siempre que cumpla con la Ley, si insiste en enviar leyes como la remitida sobre la Creación de Oportunidades no tendrá el respaldo porque es inconstitucional.

Hay apertura en Pachakutik para hacer aportes a los diferentes artículos, afirma Lucero, pero si se insiste en la creación de nuevos impuestos y en las privatizaciones se tendrá que abrir un amplio debate para buscar alternativas.

Lucero reclama por la falta de apertura del Ejecutivo al diálogo, que una cosa es que llame a la presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori, quien representa a una institución, pero el diálogo con Pachakutik no existe.

Los socialcristianos irán a respaldar todo lo que implique excepciones para el pago de impuestos a determinados sectores, así como reducir la evasión tributaria, pero hay temas que para el PSC son complicados, afirma el presidente nacional del partido, Alfredo Serrano, como el incremento del impuesto a la renta, el impuesto a la transferencia de bienes cuando lo hacen personas jurídicas que no tienen ese giro en el negocio, y cobrar un impuesto al patrimonio que al final ese rubro es trasladado al consumidor final.

Lo lógico es que la ministra de Gobierno busque un remplazo para esos cuatro artículos tributarios, porque los catorce votos del PSC no estarán por la creación de esos impuestos, ratifica Serrano Valladares, quien advierte que en resto de temas su partido estará a favor porque cree que son necesarios como la eliminación del IVA a productos de higiene femenina y otros.

Paola Cabezas, coordinadora de UNES, aclara al Gobierno que jamás se han negado al apoyo a leyes en beneficio de los ecuatorianos, por lo que la reforma debe ser ajustada al momento económico que vive el país, y no respondiendo a una lógica del Fondo Monetario Internacional, donde establece una carga tributaria a la clase media.

Aclara que este sector político respaldará nuevos impuestos a los que más tienen que constituye el 1 % de la población ecuatoriana, sobre todo, cuando la mayoría de sus bienes los tienen en paraísos fiscales. El cobro de impuestos no debe hacerse a partir de quienes ganen $ 2.000 mensuales, sino a quienes poseen ingresos que superen los $ 5.000.

Tampoco, Cabezas, ha sido invitada a mesas de diálogo previas con el Ejecutivo sobre el proyecto de Creación de Oportunidades. La reforma laboral como fue planteada en el primer proyecto fue objetada completamente porque no creen que sea necesario, en este momento, precarizar la condición laboral. El proyecto del presidente Guillermo Lasso no garantiza contratación, sino despidos, asegura.

El segundo vicepresidente de la legislatura y miembro de la Bancada Acuerdo Nacional (BAN), Virgilio Saquicela, resalta que el primer mandatario haya acogido el pedido de la Asamblea respecto al envío del proyecto de Creación de Oportunidades, pero advierte que no puede existir un acuerdo previo sino no se tienen los insumos.

Se tendrá que revisar bien la reforma para que la revisión del impuesto a la renta no golpee a la clase media, pero que se tendrán que buscar alternativas para que quienes más tienen más paguen. Lo que busca el Gobierno es cubrir una brecha fiscal que supera los $ 700 millones. (I)