El ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, dio por recibida la carta que emitió la dirigencia indígena sobre el proceso de diálogo con el mandatario Guillermo Lasso ante el paro nacional que arrancó hace 10 días y que ha registrado hechos violentos en varias provincias.

“Damos por recibida la carta de respuesta de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador y sus organizaciones afines. Estamos revisándola para iniciar un proceso de diálogo efectivo”, detalló Jiménez y compartió el documento.

Jiménez había hecho un llamado a la dirigencia indígena al diálogo desde este miércoles ante un llamado de la sociedad civil.

El comunicado fue firmado por los presidentes de la Conaie, Ecuarunari, Confeniae, Fenocin y Feine y señalaba que la voluntad de diálogo era permanente y que en meses atrás fueron los convocantes del mismo. Reiteraron la predisposición de hacerlo nuevamente “siempre y cuando existan las condiciones de buena fe y garantías para su realización”.

Publicidad

Indicaron que el gobierno de Guillermo Lasso decidió imponer el “neoliberalismo y cumplir la agenda fondomonetarista FMI de manera necia, ciega, como un dogma, golpeando sistemáticamente a la población con las medidas de ajuste”. La dirigencia dice que se debe decidir si seguir con el mismo.

Leonidas Iza pide diálogo sin intermediarios, pero dice que Conaie no se irá de Quito sin que se cumplan sus diez puntos

Acusaron de llevar a cabo una guerra silenciosa contra los movimientos sociales y líderes así como acciones contra el pueblo movilizado.

En el comunicado además indican que no se expresa cuáles son las garantías ni la respuesta operativa a las demandas que tienen y que no se tienen manifestaciones de respeto ya que “mientras en los medios se instala una supuesta voluntad de diálogo, en la calle se responde con represión”.

Dentro de las condiciones para que el diálogo se pueda llevar a cabo están:

Publicidad

  • Cese inmediato de las acciones de represión y criminalización.
  • Derogatoria del estado de excepción y garantías de no imponer nuevos decretos en el marco del actual Paro Nacional.
  • Cese al ataque y respeto de las zonas de resguardo humanitario.
  • Que toda la agenda sea puesta en la mesa y no existan puntos “inviables” para el gobierno, sino esfuerzos para atender el clamor ciudadano.

“No vamos a dejar que nos condicionen”, responde ministro del Interior a los pedidos de líderes indígenas antes de un diálogo con el Gobierno

“El diálogo que las organizaciones indígenas, sociales y el pueblo queremos, es un diálogo frontal y directo entre los actores involucrados, para lo cual no necesitamos mediadores ni intermediarios, en cambio sí solicitamos veeduría al proceso”, se añadió.

La dirigencia indígena pidió a colectivos, organizaciones sociales y de derechos humanos ser garantes de proceso y del cumplimiento de las demandas hechas.

La noche del martes, Leonidas Iza había solicitado al mandatario permitirles ocupar las instalaciones de la Casa de la Cultura Ecuatoriana y el parque El Arbolito para realizar una asamblea popular. (I)