Un Tribunal de apelación de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) determinó que la detención del exvicepresidente Jorge Glas mediante una incursión policial en la Embajada de México, en Quito, el 5 de abril, “fue legal, legítima y no es arbitraria”.

Con esta decisión, emitida el viernes 7 de junio, se revirtió la sentencia de primera instancia del 12 de abril que concedió parcialmente un habeas corpus a favor de Glas, en la cual los jueces Mónica Heredia (ponente), Liz Barrera y Adrián Rojas concluyeron que la captura del exvicepresidente fue ilegal, ilegítima y arbitraria, pero no le concedieron la libertad porque tiene sentencias condenatorias por cumplir.

La defensa del exmandatario apeló el fallo de primera instancia, con el fin de que Jorge Glas saliera de la cárcel La Roca, en Guayaquil, pero no se logró el objetivo.

Publicidad

El Tribunal de apelación estuvo conformado por los jueces Gilda Morales (ponente), Gustavo Durango y José Suing, actual presidente de la CNJ. Ellos rechazaron el recurso de apelación de habeas corpus interpuesto por Jorge Glas Espinal, a través de Francisco Hidalgo Franco.

Los magistrados concluyeron que, entre otras cosas, “se ha corroborado que no ha existido detención ilegal formalmente, ni arbitraria; dentro de los límites que han sido analizados en esta acción constitucional de apelación de habeas corpus”.

Por otro lado, el Tribunal apuntó que “la parte accionante ha perseverado al señalar en múltiples ocasiones que tiene calidad de asilado”, pero que aquello no puede ser zanjado por la Sala Constitucional. Los jueces puntualizaron que “no existe documentación alguna que corrobore” la afirmación de que Jorge Glas tiene calidad de asilado.

Publicidad

En ese sentido, los jueces anotaron que el accionante “ha pretendido confundir” a la Sala, “desnaturalizando el habeas corpus, al insistir en obtener una decisión sobre el derecho al asilo” sobre la presunta vulneración del Convenio de Viena y otras normas internacionales.

“Queda evidenciado que existe una desnaturalización de la acción de habeas corpus, al pretender que la justicia constitucional resulta un asunto que debe ser conocido por organismos internacionales competentes”, dice la sentencia de segunda instancia.

Publicidad

El expresidente Rafael Correa reaccionó con insatisfacción al fallo de segunda instancia. Para el exmandatario “es público y notorio” que la detención del exvicepresidente de su gobierno fue ilegal y arbitraria.

“Se justifican en que hay estado de excepción y no rige inviolabilidad del domicilio (¡embajada!) y que ellos tienen que basarse en el derecho nacional y no en el internacional, pese a que lo hecho es hasta un delito claramente tipificado en art. 11 y 125 de COIP”, reclamó Correa y aseguró que no se notificó la composición del Tribunal de apelación. “Jamás abocaron conocimiento”, afirmó en redes sociales.

“No realizaron audiencia, que era lo deseable, aunque no obligatorio. En el tribunal está Suing, el mismísimo presidente de la Corte Nacional. Y entre gallos y media noche notifican este disparate. ¿Habrá todavía alguna reserva moral en la Patria?”, reprochó el líder del movimiento Revolución Ciudadana.

Sonia Vera, abogada de Jorge Glas, se sumó a las críticas de Correa. Indicó que el 31 de mayo se sorteó la sala y el 7 de junio se dictó sentencia, sin que se admitieran los amicus curiae y tampoco se indicó quiénes los presentaron. “No hubo audiencia. Nunca supimos en qué Tribunal recayó”, posteó Vera en su cuenta en X. (I)

Publicidad