La secretaria de Comunicación de la Presidencia, Irene Vélez Froment, lleva un mes en funciones y describe que su misión es mostrar al país el trabajo del Gobierno utilizando todas las herramientas comunicacionales que se complementan con las vocerías en cada secretaría de Estado.

Respecto al manejo con los medios incautados en el gobierno de Rafael Correa y su situación laboral, comenta que está abierta al diálogo, pero que es un tema que deberá ser analizado en la parte legal caso por caso, para no tomar generalidades y a partir de eso resolver.

Publicidad

¿Cómo concibe usted el tema de la comunicación del gobierno de Daniel Noboa?

Primero la concibo como exitosa, creo que ha sido un gobierno que ha entendido la importancia de la comunicación, la importancia de tener un presidente que constantemente esté comunicando las acciones que está haciendo el resto de su gobierno. Creo que es una comunicación que ciertas generaciones no terminan de sentirla como suya, pero una gran parte de la población sí. Entonces, la catalogaría como cercana y no discrimina las nuevas formas de comunicar. En otras palabras, no es esta verticalidad a la que uno está acostumbrado, no es ese distanciamiento al que uno está acostumbrado.

¿Es más de formas que de contenidos?

Si no hay contenido, no hay mensaje que posicionar. Al final del día, no solamente es la forma en la que se lo comunica, hay teorías comunicacionales donde dicen que la forma es el mensaje, pero eso ahí no es suficiente y lo tenemos claro. Aquí lo importante es la gestión, lo que se realiza, las decisiones políticas que se están tomando, y eso ponerlo de una manera en la que cualquier persona se pueda sentir identificada y entender por qué esa la decisión.

Publicidad

¿Se está poniendo más énfasis en la imagen presidencial a través de redes sociales como TikTok?

Estamos tratando de diversificar los canales. Hay canales que ahorita tal vez tengan más peso probablemente, pero en estos momentos estamos tratando de diversificar nuestra presencia también en medios tradicionales y, sobre todo y lo más importante, que se vea y se sienta el trabajo que se hace en territorio. Hay unas cosas que tal vez sí son ciertos canales y ciertas herramientas que tienen ya la firma del presidente Daniel Noboa.

¿La estrategia de comunicación va apuntalando a una posible candidatura presidencial?

Lo importante ahorita es mantener el trabajo del Gobierno y que se sienta. Todo lo demás es secundario, terciario e incluso inexistente, porque lo importante en estos momentos es que la gestión del Gobierno se sienta, que la respuesta del Gobierno y cómo resuelve los problemas de los ecuatorianos no se pierda en el día a día, en la cantidad a veces de malas noticias que se reciben. Es la gestión, no solamente del presidente, sino de todas las carteras que corresponden y que responden a un programa político.

¿La gestión o la imagen del presidente?

La gestión del presidente es lo más importante, porque la gestión al final es la carta de presentación de él.

¿El presidente está o no en campaña?

No está en campaña en absoluto. Está ahorita trabajando por los ecuatorianos y en eso está enfocado su gobierno, poder cumplir con las necesidades que tiene, las necesidades en seguridad, las necesidades en trabajo, en salud, en educación y en infraestructura. Por un lado, el tema de la gestión y, por otro lado, el tema de encaminar al país por el camino correcto sin importar los costos que pueda tener. No estoy hablando de costos financieros, sino lo que pueda levantar en otros sectores.

¿En adelante, cómo separar lo que es campaña o precampaña cuando se informe sobre lo que está haciendo el Gobierno?

Primero tendríamos que saber cuáles son las aspiraciones del presidente y después de eso, cualquiera que sea el camino, ir viendo en adelante cómo se separa. Pero cualquier pregunta respecto a eso es suposición e hipótesis por el momento. Porque ahorita nuestro centro es el Gobierno y el centro de la Secretaría de Comunicación es informar la gestión del Gobierno.

En torno a la comunicación, no hay diversidad de vocerías.

En este momento estamos tratando de identificar qué vocero va a ser para cada ámbito. Por ejemplo, tenemos la vocería del Ministerio de Gobierno, que se enfoca en las relaciones que se tiene desde el Gobierno con el Parlamento, en este caso con la Asamblea Nacional y las decisiones que se toman. Hay vocerías presidenciales, vocería de la Seguridad, que es la rueda de prensa del informe sobre el conflicto armado interno que se va a dar todos los días lunes para que esté claro a quién se debe preguntar por cada temática, y por otro lado, y que es muy importante, la vocería de cada una de las carteras.

¿Es decir, cada ministro puede salir a dar a conocer lo que está haciendo en su cartera o es por los sectores?

No, de verdad está concebido porque sea cada ministro o algún vocero oficial de cada ministerio, porque muchas veces tenemos ministros que tienen que trabajar, tienen que ejecutar, y si su fuerte tal vez no es la parte comunicacional, lo que sí tenemos claro es que la institución no puede dejar de comunicar, porque es un deber con la ciudadanía que la institución de alguna forma rinda cuenta a través de la comunicación de qué es lo que está haciendo. Lo que hay que entender es que el vocero tal vez oficial de la institución o los voceros de las instituciones no tienen que ser necesariamente los ministros. Eso es algo que también intentamos romper.

¿Apuntan a romper esquemas?

Sí, romper esquemas, y el objetivo es que salgan la mayoría y que tengan también sus voceros de apoyo. Ese es el objetivo principal de cada una de las carteras.

¿En el Ministerio de Gobierno el de apoyo es Esteban Torres?

Esteban Torres es un pilar fundamental en el Ministerio de Gobierno, sí.

¿Y en el Ministerio del Ambiente, por ejemplo, qué pasa?

En el Ministerio del Ambiente estamos todavía trabajando las vocerías, sobre todo. La ministra tuvo una explicación y una exposición maravillosa, por ejemplo, en la Asamblea Nacional, y estoy segura de que después de haber puesto ciertos puntos en las íes su vocería se va a ir para arriba.

¿En la vocería del Palacio presidencial está Diana Jácome?

Diana Jácome es una vocera presidencial.

¿Va a continuar ahí?

Sí, claro.

En una última exposición hubo muchas críticas a sus declaraciones, pues señalaba que la ciudadanía puede salir muy tranquila a trabajar, pero la realidades otra.

Por eso hemos designado más a los voceros oficiales en seguridad para que esas cuestiones más técnicas y explicaciones a profundidad vengan de la autoridad pertinente. Y por eso es la clasificación de temas políticos acá y temas más de seguridad acá, de gestión, estar un poco más enfocados en cada ministro.

¿Pero la vocera presidencial habla de todo?

Claro, por supuesto. Y aquí, evidentemente, a partir de las primeras experiencias, uno va ajustando.

¿Va a ajustar su vocería, entonces?

Y yo también, por ejemplo, de ir aprendiendo en el camino, de decir esto de aquí se puede entender de esta forma, por más de que se trate de comunicar otra cosa. Entonces, es cuestión también de un aprendizaje constante, más que de ajuste.

Porque la vocera presidencial ha hablado también de Verónica Abad.

Es un tema que está recurrente en el medio, eso sí, por supuesto.

¿Quién va a abordar ese tema, por ejemplo?

Yo creo que ese tema tenemos que ir viéndolo conforme a lo que va ocurriendo en la coyuntura.

¿Entonces, habrá ajustes en esa vocería, pero continuará siendo vocera del Gobierno?

Ella es asesora presidencial, vocera del Gobierno. Y cualquier cosa que tengamos que mejorar estamos abiertos evidentemente para ir aprendiendo en el camino.

¿Cómo escogieron a los voceros?

Vamos viendo los perfiles, vamos viendo también las necesidades. Vamos escuchando mucho a los ciudadanos, de dónde están las inquietudes. Vamos viendo lo que nos demandan las respuestas, también la parte de la prensa. Entonces, a partir de eso y de los temas coyunturales también, vamos viendo y se va escogiendo a las vocerías.

QUITO (05-06-2024).- Entrevista a Irene Vélez, funcionaria de la Secretaría de Comunicación de la presidencia. Carlos Granja Medranda / EL UNIVERS0 Foto: Carlos Granja Medranda

En torno al manejo de los medios públicos, ¿cuál es la visión que usted tiene?

Que los medios públicos sean útiles para la ciudadanía. Por ejemplo, estamos trabajando con el Ministerio de Educación para tener un programa para que pueda existir bachillerato televisado a quienes no han terminado su educación. Entonces, nuestro objetivo en este caso es que los medios públicos, que son de la ciudadanía, sean de utilidad para la ciudadanía. O sea, que pueda sacarse de provecho, sobre todo.

¿Cómo está la situación laboral de los medios públicos?

Yo ahorita estoy más centrada en comunicar la parte gubernamental, la gestión gubernamental, la imagen del presidente Daniel Noboa. Los medios públicos que sirven de utilidad sobre todo para la ciudadanía y cualquier tema que sea de otro carácter es un tema un poco más administrativo que lo iremos viendo con la Secretaría de la Administración Pública, conforme pase la gestión.

¿Qué dice usted frente a los reclamos que vienen haciendo los colegas periodistas de los medios públicos incautados y cerrados y que reclaman sus cuestiones laborales? ¿Qué hay con ellos?

Que siempre hay un espacio para conversar.

¿Pero ese problema se va a solucionar, porque ahí hay una carga laboral fuerte?

Tendría que revisarlo primero en la parte legal. Aquí no es solamente una conversación, sino ver todo lo que nos han dejado también las administraciones y los gobiernos pasados. Entonces, hay temas legales que tendríamos que verlos con lupa.

¿Y el Ministerio del Trabajo va a actuar en torno a este tema?

Sería adelantarme a darle cualquier respuesta. Primero tendríamos que conversar, ver caso por caso para no tomar generalidades y a partir de eso resolver.

¿Y cómo están con presupuesto, se amplió en comunicación para este año?

La verdad es que sí ha habido una reducción muy significativa del presupuesto que ha tenido la Secom desde gobiernos anteriores al actual. Y sobre todo haciendo una comparación de décadas. Pero lo importante ahora es que los recursos estén destinados a las carteras que más van a poder solucionar los problemas de los ecuatorianos.

¿Usted no centra el manejo de toda la comunicación de todas las carteras de Estado, cada cartera de Estado tiene su accionar?

Cada cartera de Estado tiene su accionar comunicacional. Tiene su propia vocería y demás porque ya tenemos el mensaje claro, que es mantenernos como un gobierno que resuelva los problemas de los ecuatorianos y a partir de ese mensaje, cada uno lo aplica según su cartera y sus competencias.

¿Le rinden cuentas a usted o no?

Eso pregúnteles a ellos. Yo voy a decir que sí.

¿Pero usted tiene el control?

No es control, la palabra es acompañamiento. Esa es la palabra correcta. Es un acompañamiento de preparación para posicionar mensajes o preparamiento de cuando ocurre alguna crisis comunicacional, cuál es la mejor manera de responder. No solamente tenemos nosotros las respuestas, sino que muchas veces es también entender las necesidades propias de las carteras que solamente se las puede conocer conversando. Si no fuera solamente imposición, y muchas veces eso lo que hace es desconocer la realidad, porque quien conoce la realidad es un ministerio y quien conoce de alguna forma, quien tiene mayor expertise en qué va a causar más crisis y qué va a solucionar una crisis mediática, evidentemente es la Secom. Entonces, ahí no puede haber imposición, sino acompañamiento, sobre todo. (I)