El asambleísta Eitel Zambrano, de la Bancada Acuerdo Nacional (BAN), volvió a presentar este 29 de julio el pedido de sanción a la asambleísta de Pachakutik Rosa Cerda por sus declaraciones respecto al “roben bien”, que a criterio del solicitante lesionan la imagen de la Asamblea Nacional.

El Consejo de Administración Legislativa (CAL), el pasado 27 de julio, notificó al asambleísta que presentó la queja en contra de Rosa Cerda para que complete la solicitud, por lo que el representante nacional volvió a formalizar el pedido.

CAL otorga más tiempo antes de sancionar a la asambleísta de Pachakutik Rosa Cerda

En la descripción de los hechos, el legislador Zambrano considera que la asambleísta Rosa Cerda incurrió en una falta leve contemplada en los numerales 2 y 12 del artículo 162 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa respecto a los deberes éticos que deben observar los asambleístas, como actuar con probidad y coadyuvar a elevar el prestigio de la institución parlamentaria, y observar una vida social acorde con la dignidad del cargo. Desempeñarse frente al público, en la Asamblea Nacional y fuera de ella, con una conducta correcta, digna y decorosa y evitar actuaciones que puedan afectar la confianza del público en la integridad de la Función Legislativa.

El 18 de julio, en redes sociales se difundieron las declaraciones de la asambleísta Rosa Cerda, quien en un acto masivo del movimiento Pachakutik en la provincia de Napo expresó, entre otras cosas, lo siguiente: “... cumpliré mis funciones. Eso les dije: si roben, roben bien, justifiquen bien, pero no se dejen ver las cosas, compañeros”. Expresiones que se viralizaron siendo objeto de serios cuestionamientos y críticas por parte de las personas que residen en territorio ecuatoriano como fuera de este a la institucionalidad de la Asamblea Nacional y a sus representantes, relata la queja del asambleísta Eitel Zambrano.

Además, destaca que las declaraciones de la asambleísta, sumado al silencio al que ha decidido acogerse, sin dar explicación o aclaración alguna de lo manifestado en su intervención, levantan un velo de duda sobre la transparencia de sus palabras que son generalizadas e impactan en la credibilidad y confianza de la Asamblea Nacional.

Ante el CAL, Zambrano asegura que las declaraciones de la asambleísta Cerda han repercutido negativamente en la imagen y credibilidad de la institución en tres niveles: mediático, ético y el de responsabilidad, donde los ciudadanos esperan respuestas y acciones concretas por parte de la Asamblea.

Por ello, solicita que la queja se ponga en conocimiento del Consejo de Administración Legislativa, a fin de que se imponga la sanción que corresponda a la asambleísta Rosa Cerda Cerda por haber incurrido en la falta contemplada en el numeral 1 del art. 169 de la LOFL, al inobservar las disposiciones institucionales de respeto a los símbolos y normas de comportamiento, que lesione la imagen institucional.

Además, el Consejo de Administración Legislativa deberá considerar que las declaraciones de la legisladora Cerda atentan contra los deberes éticos de la actividad parlamentaria y lesionan la imagen institucional, por tanto, afectan al prestigio y la reputación de todos y cada uno de los asambleístas que a su vez representan a las y los ciudadanos del país.

Según lo que determina la Ley Orgánica de la Función Legislativa en su artículo 169, las faltas administrativas leves se sancionan con suspensión sin remuneración de uno a ocho días. (I)