Un hábil jugador del ajedrez de la política, porque saca a los peones al frente, mueve los alfiles y muy pocas veces expone a la reina para lograr su objetivo: cumplir una agenda concertada con el primer mandatario, Daniel Noboa. Así es como describen algunos legisladores al presidente de la Asamblea Nacional, el socialcristiano Henry Kronfle, quien lleva 90 días en el cargo. Lo llaman, también, “gobiernista”, “mano derecha del Gobierno”, “ejecutor de la estrategia política del presidente Daniel Noboa”...

En su propia bancada, la del Partido Social Cristiano (PSC), no goza de mucha simpatía e incluso a la dirigencia le causaron molestia sus declaraciones respecto a la constitucionalidad del veto parcial del Ejecutivo al proyecto de ley para enfrentar el conflicto armado interno, la crisis social y económica, debatido y aprobado la semana anterior, en el cual se incluyó el incremento del impuesto al valor agregado (IVA). Para el partido de la lista 6, la objeción de Noboa era inconstitucional.

Publicidad

Públicamente, Kronfle ha señalado que todos los días habla con el presidente Noboa, y a nivel del Legislativo todo lo coordina con la asambleísta nacional Valentina Centeno (ADN). Tan es así que cuando se iba a tramitar en segundo debate la ley sobre el incremento del IVA, la legisladora de Gobierno lo recibió con un saludo marcial al ingreso del pleno.

En la Asamblea nada pasa sin la venia de Kronfle, y por su condición de máxima autoridad de la Función Legislativa posee información privilegiada y eso permite adelantarse a los hechos e incluso ablandar la posición del líder del PSC, Jaime Nebot.

Un ejemplo fue el veto a la ley del IVA, pues sabía con anticipación que el proyecto sería objetado el mismo día de la aprobación y que luego no habría los votos suficientes para que la Asamblea se ratifique y tampoco votos para el allanamiento; ahora solo espera que pasen los 30 días para que entre en vigencia el incremento de impuestos.

La primera posición del PSC frente al veto era el archivo, pero Kronfle se adelantó a explicar al líder de la lista 6 que sería un extremo y que esto podría “golpear al partido” tomando en cuenta las encuestas de popularidad del presidente.

Publicidad

La apreciación dentro de la bancada es que Kronfle coordina más con Noboa que con el bloque del PSC al que pertenece. Eso ha causado malestar, incluso con el mismo jefe de bancada, Vicente Taiano, quien debe hacer antesala para llegar a coordinar cosas de la bancada.

Existen algunas situaciones que molestan a la bancada, como el hecho de que Kronfle asiste a las reuniones del bloque únicamente cuando participa Nebot y, cuando lo hace, pide intervenir primero y luego se retira o se desconecta de la virtualidad.

A nivel legislativo también se habla del interés que tiene Henry Kronfle de ocupar, por unas cuantas semanas, el sillón de la Presidencia de la República cuando el actual mandatario pida licencia para la campaña electoral del 2025, revela una legisladora del movimiento Revolución Ciudadana.

Otro grupo de sus colegas advierte que dentro de la Asamblea Kronfle trabaja en la tesis de apuntalar a Daniel Noboa como el próximo candidato presidencial del PSC para las elecciones de 2025.

Según fuentes del partido, esto llegó a oídos de Jaime Nebot, quien semanas atrás se adelantó a señalar que Jan Topic es “la primera opción” del partido para las próximas presidenciales, que están conversando con él y que es muy cercano al partido.

Otros señalan que a Kronfle también le interesa esa nominación.

Quito 23 de noviembre 2023. Posesión del presidente electo Daniel Noboa en la Asamblea Nacional. API / ROLANDO ENRÍQUEZ Foto: API

La primera apreciación del legislador de la bancada de la Revolución Ciudadana (RC) Leonardo Berrezueta, sobre la gestión del Kronfle es que tiene una posición ponderada en el manejo de las sesiones, aunque a veces, en cierta medida, no genera un equilibrio en el uso de la palabra, pero en términos generales ha sabido llevar el debate de una manera altiva.

Pero en lo político, el correísmo lo mira muy cercano al Gobierno y constituye el ejecutor de la estrategia política del Ejecutivo. Considera que es claro que alguien opera y él ejecuta en la Asamblea, y también de alguna forma orienta al Ejecutivo, que en ciertas cosas está “un poco perdido”.

Como ejemplo, Berrezueta cita el tema del IVA, en el que se impuso la velocidad de la aprobación, la velocidad con la que se envió al Ejecutivo y la velocidad con la que el Ejecutivo contestó.

Y, además, antes de la sesión para la aprobación del informe de segundo debate llegó un oficio del presidente de la República y Kronfle lo expuso diciendo que está de acuerdo con las modificaciones que se han hecho a la ley económica urgente, incluido el tema de los bancos.

En política, añade Berrezueta, nada es coincidencia. Otro ejemplo es el acuerdo comercial con China: en la primera sesión el debate duró cuatro horas y la suspendió porque no había votos, y en la segunda sesión solo correspondía votar, pero Kronfle volvió a abrir el debate para el cabildeo y en la mañana trajo a todos los ministros y exministros para reunirse con la prensa y ejercer presión en la aprobación del documento.

Entonces, insiste el correísta, el presidente de la Asamblea juega el rol de ejecutor de la operación y de la estrategia política del Ejecutivo, y es evidente que hay un acuerdo entre el PSC y ADN, y que Henry Kronfle deberá asumir las responsabilidades.

La legisladora Lucía Posso, representante de Imbabura por el partido Avanza, reconoce que Henry Kronfle ha logrado imprimir en la dirección de la Asamblea otro rumbo, pues hay respeto cuando está presente en la sala, y además sostiene que conoce del manejo del Estado, y sin duda es un soporte de experiencia muy importante para el presidente Noboa.

“Sin lugar a dudas, Kronfle es un sostén para el Gobierno por el trabajo articulado que viene realizando”, afirma Posso, quien destaca la aprobación de una docena de leyes en poco tiempo, incluidos los proyectos urgentes con más de cien votos.

La asambleísta de Imbabura señala que Kronfle es un “baluarte” muy importante para el régimen, y con mucha habilidad, apertura y mucho diálogo ha logrado de alguna u otra manera, en medio de la atomización política, hacer que eso no se sienta en gran medida.

Desde la bancada Construye, el asambleísta Jorge Peñafiel considera que Kronfle realiza una labor de aglutinamiento, y detrás de eso hay un interés de promover una agenda sobre el tema de seguridad, buscando que las mayorías se noten para su beneficio propio y de la imagen de la Asamblea Nacional.

Ahora el ambiente es diferente, afirma, porque hay una especie de reconocimiento de Construye, como organización política y como fuerza representativa, y hoy reconoce que necesitan de esta fuerza política para aprobar las leyes del Gobierno.

En cuanto al trámite del proyecto urgente que plantea el incremento del IVA, Peñafiel advierte que Kronfle tiene un riesgo, porque su propio partido considera que el veto riñe con la constitucionalidad, pero políticamente sí es rentable lo que está haciendo el presidente de la Asamblea Nacional para sí mismo.

En definitiva, el ambiente preelectoral enciende muchos temas. (I)