Con expectativa y cautela recibieron los diferentes bloques legislativos que actúan en la Asamblea Nacional la propuesta de reforma tributaria y laboral presentada por el presidente de la República, Guillermo Lasso. Todos esperan conocer el texto oficial para ratificar su posición.

Sin embargo, hay sectores como la bancada Unión por la Esperanza (UNES), que advierten de una posible inconstitucionalidad al planteamiento del Ejecutivo en la medida que el proyecto contiene más de una materia, lo cual lo prohíben la Constitución y la Ley Orgánica de la Función Legislativa.

No tocar utilidades ni jubilaciones promete Guillermo Lasso en las propuestas de megaley Creando Oportunidades

Si bien la Izquierda Democrática (ID) espera conocer el proyecto oficial, según la legisladora Wilma Andrade, este tiene que ser abordado con absoluta responsabilidad y objetividad tomando en consideración que el presidente es el que determina la política económica, tributaria y fiscal.

La legisladora espera que la Asamblea esté a la altura y abra el diálogo y el debate para que pueda ser tratado este tema.

Publicidad

En torno a fijar impuestos a quienes ganen más de $ 2.000, estos no deberían ser generales, añade, que siempre tiene que tener excepcionalidades, pues es distinto una persona que gana $ 2.000 pero que no tiene vivienda y paga arriendo y una persona que gana esa cantidad y ya tiene bienes. Hay que hacer ese análisis e insistir en las contribuciones de quienes tienen grandes patrimonios, anotó.

Esteban Torres, coordinador del bloque PSC, saludó los temas positivos anunciados por el primer mandatario en el tema inversiones y materia laboral, que será lo más complejo. En lo que está en desacuerdo es en lo relacionado con el impuesto al patrimonio y a empresas.

Según Torres, existe una contradicción al colocar impuestos a las personas que ganen más de $ 2.000, el impuesto al patrimonio y a las empresas, que luego se traduce en un traslado de los costos a los consumidos, lo cual preocupa, dijo.

Indicó que el tema laboral, que es lo más complejo de la propuesta del Ejecutivo, habrá que revisar cómo es lo que se plantea. El coordinador del PSC añadió que al parecer el Gobierno lo que intenta es hacer una especie de circunvalación al actual Código de Trabajo, más allá de que “estamos de acuerdo con el trabajo por horas, la preocupación es que si esto se llegue a aprobar en la Asamblea, luego pueda caer en la Corte Constitucional por temas de derechos laborales irrenunciables”.

Torres espera que esta propuesta no constituya un globo de ensayo para señalar que hay bloqueo o no tenga utilidad en la práctica.

Paola Cabezas, coordinadora de UNES, advierte que sin que suene a bloqueo el Ejecutivo debió revisar la parte técnica para hacer la presentación del proyecto de Ley urgente. Según el anuncio del jefe Estado, el proyecto cubriría varias materias y la Constitución y la Ley Orgánica de la Función Legislativa determinan que un proyecto debe referirse a una sola materia. Esto, añadió, obliga al Consejo de Administración Legislativa (CAL) a hacer una observación y devolver su propuesta al primer mandatario para que haga las correcciones necesarias.

Publicidad

Respecto a la propuesta laboral anunciada por el Ejecutivo, Cabezas anticipó que hay muchos comentarios del sector sindical de posibles afectaciones a derechos sobre el planteamiento de tener dos códigos laborales, porque no puede haber trabajadores de primera o de segunda categoría.

En torno a la base imponible, la legisladora de UNES manifestó que poner un impuesto a quien gane $ 2.000 afecta directamente a la clase media en momentos de recesión económica, ese impuesto debería ser revisado para aquellas personas que ganan $ 4.000.

Lo que rescata de la propuesta de Lasso es el anuncio de no incrementar el impuesto al valor agregado y eliminar el impuesto para algunos productos de higiene y no aumentar el precio del gas de uso doméstico.

Desde el lado oficialista, el coordinador de la Bancada Acuerdo Nacional (BAN), Juan Fernando Flores, aclaró que la propuesta se ha trabajado con los miembros de su grupo y que continuarán en esa línea. Haber invitado a los coordinadores de otras bancadas a la presentación del proyecto urgente permitirá abrir los diálogos que posibiliten el debate sobre el contenido y definir posturas con miras a su aprobación en la legislatura.

Flores precisó que para el BAN es prioridad lo que contiene y va a representar la Ley de Creación de Oportunidades, dado que es complemento al Plan Nacional de Desarrollo que se entregó en días anteriores; “estamos dando una respuesta a las necesidades que tienen todos los ecuatorianos y que hoy al cumplirse cuatro meses desde que el Gobierno llegó al Palacio de Carondelet, tendremos un proyecto que definirá el futuro de nuestro país”, subrayó.

Que con la Ley de Creación de Oportunidades se espera tanto la estimulación económica como la generación de empleo, dando soluciones a siete de cada diez ecuatorianos que hoy no tienen empleo. (I)