Este 7 de julio, a las 15:30, está prevista la audiencia de estrados que fue solicitada por el presidente de la Asamblea Nacional, Virgilio Saquicela, dentro del recurso de apelación que presentó la asambleísta Guadalupe Llori luego que la jueza Raquel Herrera le negó la acción de protección.

La audiencia de estrados estaba prevista para el pasado 30 de junio, pero esta se postergó por pedido de la defensa de Llori; y la sala especializada de la Familia, Niñez, Adolescencia y Adolescentes Infractores de la Corte Provincial de Pichincha convocó para este jueves 7 de julio.

A la audiencia de estrados están convocados los asambleístas Virgilio Saquicela (antes del BAN), Yeseña Guamaní (ID), Ronny Aleaga (UNES), Darwin Pereira (PK-R) y Johanna Moreira, disidente de la ID.

Llori presentó una acción de protección que buscaba dejar sin efecto la resolución del Consejo de Administración Legislativa (CAL), del 11 de febrero de 2022, donde se calificó la denuncia del legislador Esteban Torres (PSC), quien acusó a la expresidenta de supuestos incumplimiento de funciones, y en esa misma sesión se dispuso la conformación de una comisión pluripartidista ad hoc para que se investigue el caso.

Publicidad

La jueza de la Unidad de la Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de La Mariscal, en Quito, Raquel Herrera, el 10 de mayo de 2022 rechazó la acción de protección que presentó Guadalupe Llori en contra de cinco integrantes del CAL, por haber alterado el orden del día del CAL y dar paso a la calificación de la denuncia presentada en su contra por el asambleísta Esteban Torres.

En la audiencia también participará el juez provincial Gustavo Osejo Cabezas, quien supuestamente habría participado en un audio que circuló en medios digitales respecto a una presunta intromisión en la justicia pese a que el mismo juez presentó su excusa a la sala, pero esta no fue aceptada, según se conoció.

Virgilio Saquicela, este 6 de julio, dijo que jurídicamente es improbable que la justicia, salvo que haya una intromisión, revoque esa sentencia.

“Aspiramos a una independencia de la justicia y confiamos en ella, en que haga las cosas bien y que simplemente ratifique una sentencia, jurídicamente construida y con base en el derecho de la jueza de primer nivel; y que las presiones que lastimosamente existen queden ahí, en presiones”, remarcó Saquicela. (I)