El cambio de postura política del movimiento oficialista de CREO trabó la designación de las autoridades de la nueva Asamblea Nacional e incluso le costó al gobierno entrante de Guillermo Lasso la ruptura de la alianza con el Partido Social Cristiano (PSC), que lo llevó al poder.

A las 19:10, cuando transcurrieron nueve horas de la instalación, la directora de la sesión suspendió la reunión y se auto convocaron para este sábado a partir de las 15:00, para intentar designar al presidente, primer vicepresidente, segundo vicepresidentes; cuatro vocales del Consejo de la Administración Legislativa (CAL). En cuanto a las comisiones legislativas permanentes, aún no existe fecha para su integración.

El giro que dio la bancada de CREO liderada por César Monge, de no cumplir lo convenido con el PSC, UNES y un sector de independientes el 12 de mayo, llevó a un desgaste de la Legislatura en las primeras horas de su instalación. Quedó demostrado que ningún sector posee los 70 votos, que el nuevo gobierno con doce curules no logrará una mayoría sin alianzas y que toda alianza será efímera al momento de tomar decisiones.

La sesión inaugural se instaló pasadas las 10:30, tuvo dos recesos y hasta las 18:00 las fuerzas políticas que actúan en la nueva Asamblea no lograban ponerse de acuerdo respecto a quién debería ser escogido como presidente de la Legislatura para un periodo de dos años.

Publicidad

En medio de estrictas medidas de bioseguridad, los legisladores empezaron a llegar hasta el salón del pleno para tomar posición de su curul, fotos y selfis fueron captadas en las primeras horas de asumir oficialmente el cargo.

Henry Kronfle no logra los votos para ser designado presidente de la Asamblea Nacional

El Partido Social Cristiano y la alianza Unión por la Esperanza ingresaron al salón del pleno confiados en el acuerdo alcanzado, dos días antes, por las fuerzas políticas: PSC, CREO, UNES e independientes, que viabilizaría la designación de Henry Kronfle (PSC) como presidente de la Legislatura; Paola Cabezas (UNES), primera vicepresidenta; y Virgilio Saquicela (Democracia Sí), segundo vicepresidente en representación de los independientes.

El representante del PSC por Tungurahua, Esteban Torres, fue el encargado de mocionar al legislador nacional Henry Kronfle para la presidencia y logró 68 votos a favor de su candidatura. Los doce asambleístas de CREO no apoyaron y optaron por la abstención.

De inmediato, el asambleísta Luis Almeida (PSC) planteó la reconsideración de la votación, para que se vuelta a llamar a votación sobre la candidatura de su coideario Kronfle, y esta vez le faltó un voto, logró 69 voluntades, que incluyó el voto del legislador César Rohón, que un día antes se separó del PSC y se proclamó independiente.

La dirección nacional del PSC se tomó 30 minutos para emitir un comunicado para anunciar este 14 de mayo la ruptura de la alianza con el gobierno de Guillermo Lasso, por no respetar el acuerdo legislativo en el que también participaban la bancada Unión por la Esperanza (UNES) y los independientes.

Partido Social Cristiano anuncia ruptura del acuerdo político con el gobierno de Guillermo Lasso

El PSC reveló que el presidente electo promovió el acuerdo legislativo entre CREO, independientes, UNES y PSC, y que manifestó que Pachakutik, por su ideología, no le permitiría desde la Asamblea desarrollar su plan de gobierno para sacar adelante al Ecuador.

Publicidad

Además transcribió el documento del acuerdo, donde se señala que “CREO y Guillermo Lasso seleccionaron a Henry Kronfle como candidato a presidente de la Asamblea, por escrito. (Adjunto 1) Y también a Paola Cabezas, de UNES, como candidata a primera vicepresidenta, y a Virgilio Saquicela, independiente, como segundo vicepresidente”.

Que tras los resultados, queda demostrado que la palabra del nuevo mandatario y su firma no valen para nada. Con quien así procede, no “podemos continuar aliados quienes sí tenemos palabra y firma que honramos”.

Votaciones y candidaturas

La dirección de la sesión de instalación estuvo dirigida por los tres asambleístas que mayor votación obtuvieron en las elecciones del 7 de febrero: Pierina Correa, como directora; Salvador Quishpe, subdirector; y, Wilma Andrade, secretaria ah doc.

Antes de la instalación de la sesión, los directivos ocuparon un espacio para sus discursos; los tres coincidieron en el llamado a la unidad, al respeto, trabajar con transparencia, combatir la corrupción y, sobre todo, recuperar la confianza y la imagen de la Asamblea, que según dijeron, la reciben desgastada.

En esta primera sesión los 137 asambleístas estuvieron en la sesión, y sus credenciales fueron verificadas por la comisión especial integrada por los asambleístas Rafael Lucero (PK), Dayllana Passailaigue (PSC), Juan Fernando Flores (CREO), Fausto Jarrín (UNES) y Rodrigo Fajardo (ID).

Ante el fallido intento de designar a Henry Kronfle como presidente de la Asamblea, la directora de la sesión, Pierina Correa, adelantó la hora de la fumigación del salón recomendada por el COE nacional, para evitar contagios del COVID. Declaró un receso de 30 minutos y estos se prolongaron por tres horas.

Tras la reinstalación de la sesión a las 15:45, la Asamblea tampoco logró destrabarse. Se postularon dos nombres para la presidencia del Parlamento.

El coordinador de la bancada de Pachakutik, Rafael Lucero, mocionó el nombre del legislador nacional Salvador Quishpe, y luego del llamado a votación obtuvo 40 votos a favor y 97 abstenciones.

La siguiente postulación la hizo el asambleísta Juan Fernando Flores (CREO) y mocionó la candidata oficialista de Esmeraldas, Rina Campain, quien solo alcanzó 24 votos a favor, 92 negativos y 21 abstenciones. Aunque Flores planteó una terna que incluía a Salvador Quishpe y Bella Jiménez, para que ocuparan las vicepresidencias, solo formalizó el nombre de Campain.

Para lograr superar este entrampamiento, la directora de la sesión declaró un segundo receso hasta las 18:00. Aunque el asambleísta Ricardo Vanegas (PK) planteó que ese receso sea hasta el día lunes próximo, porque muchos son de provincia y más tarde se cerrarán las carreteras, y además, necesitan alimentarse.

Durante los recesos hubo una serie de cabildeos políticos y ensayos para obtener los votos. Incluso se planteó la candidatura del asambleísta del movimiento Azuay Primero, Marcelo Cabrera, que forma parte del bloque de los independientes. Además, se habló de la postulación de la legisladora Wilma Andrade, pero no gozaba del respaldo entre sus aliados.

La alianza UNES igual entró a los diálogos para pulsar un eventual apoyo de 70 votos a favor de la candidatura del representante de Pichincha, Pabel Muñoz. En el PSC se discutía la posibilidad de plantear una rectificación de la votación para insistir en una candidatura del PSC, para llegar a la presidencia, desistiendo de los votos de CREO y abriendo más espacios en el lado de los independientes para una segunda vicepresidencia. (I)