Un nuevo quebranto en la salud del contralor (s) Pablo Celi, acusado del delito de delincuencia organizada dentro del caso Las Torres, obligó a que la noche del miércoles último médicos acudan a revisarlo en la Cárcel 4, Centro de Privación de la Libertad (CPL) ubicado en el norte de Quito, donde cumple el funcionario público una orden de prisión preventiva.

Marcelo Ron, abogado del contralor subrogante, aseguró que el personal médico acudió a la cárcel para estabilizar la descompensación que sufrió Celi. Luego de controlada la novedad, la decisión médica fue que él debía mantenerse en el interior del CPL.

Contralor Pablo Celi continuará con prisión preventiva en caso Las Torres, luego de que Tribunal de la Corte Nacional le negó ‘habeas corpus’

El martes último, en medio de estrictas medidas de seguridad y luego de recibir el alta médica, el contralor Pablo Celi fue trasladado desde el hospital Eugenio Espejo, en la capital, a la Cárcel 4, para continuar con la orden de prisión preventiva que pesa sobre él. Una semana antes de ese traslado, Celi fue llevado hasta esa casa de salud pues dio positivo para COVID-19.

“El estado de salud en general de Pablo Celi no es bueno, debido al COVID-19 y a la mala atención en el hospital Eugenio Espejo. Se encuentra totalmente debilitado y por ende propenso a cualquier tipo de afección. Actualmente está pesando el contralor 62 kilos”, apuntó Ron.

Publicidad

La tarde del miércoles último, Katerine Muñoz, jueza ponente del Tribunal de la Corte Nacional que negó el habeas corpus que la defensa del contralor subrogante solicitaba, le preguntó a Celi si deseaba intervenir en la diligencia. La respuesta en voz baja de Celi fue que se encontraba disminuido físicamente y por eso no tenía las condiciones para hacerlo.

Para negar de forma unánime el recurso, el Tribunal en su resolución indicó que el solicitante no ha logrado justificar que Pablo Celi se encuentre privado de su libertad de manera ilegítima o arbitraria y menos aún que su salud e integridad física se encuentren en riesgo, pues, explicó Muñoz, se ha evidenciado el cumplimiento de los protocolos dispuestos para la enfermedad de COVID-19.

Pese a ello, el Tribunal ordenó oficiar al director de la Cárcel 4 y a los delegados del Ministerio de Salud Pública para que se cumpla con facilitar el acceso a atención médica del contralor Pablo Celi, lo que supone también la dotación de los medicamentos necesarios para sus enfermedades.

Contralor Pablo Celi deja el hospital Eugenio Espejo y vuelve a la Cárcel 4 a cumplir la orden de prisión preventiva dispuesta en el caso Las Torres

En la audiencia de habeas corpus, autoridades de la Cárcel 4 aseguraron que una vez que regresó Celi al CPL se han cumplido las indicaciones de aislamiento y bioseguridad dadas por el médico del hospital Eugenio Espejo que emitió el alta médica del contralor. Según ellos, Pablo Celi se encuentra aislado en un pabellón en el que solo se encuentra él y ahí se mantendrá por al menos quince días.

Por otra parte, también defendieron el cuidado médico que han dado a la salud y la seguridad de Celi e indicaron que hay registros de las salidas a controles médicos, por ejemplo, por temas oftalmológicos.

Una de las hijas de Celi, quien también intervino en la audiencia de habeas corpus, señaló que su padre ha sido expuesto en el hospital Eugenio Espejo a tratos inhumanos de aislamiento y falta de comida y aclaró que en la cárcel tampoco se le está dando la atención médica especializada que necesita ante complicaciones de su ojo derecho, presión alta, diabetes e incluso el COVID-19. Ella dijo tener miedo de que su padre fallezca en medio de este proceso penal.

Lo que le queda aún a la defensa del contralor Celi para lograr que se le cambie la medida de prisión preventiva por cualquier otra medida cautelar es la audiencia de revocatoria de medidas que se dará el próximo lunes 21 de junio ante el juez Felipe Córdova, en la Corte Nacional.

Justamente el juez Córdova, respecto a la salud de Pablo Celi, dio paso al pedido hecho por Marcelo Ron para que se le realice un examen integral de salud al contralor. El mismo estará a cargo de un perito médico legista, quien deberá revisarlo en la Cárcel 4 y luego deberá remitir un informe en 48 horas. (I)