El Departamento de Justicia de Estados Unidos solicitó que el testimonio del expresidente de Seguros Sucre Juan Ribas Domenech fuera incluido en el juicio en contra del excontralor general Carlos Pólit. Los fiscales argumentan que esa declaración evidencia cómo el acusado usó su alto cargo para presionar a la aseguradora a direccionar contratos de reaseguros.

En su escrito, que fue presentado la semana pasada, los fiscales señalan que Ribas está dispuesto a declarar que, cuando él llegó a Seguros Sucre, suspendió contratos que esta compañía mantenía con un empresario ecuatoriano y que, acto seguido, Pólit inició múltiples auditorías. Ribas también testificaría que se le informó que los exámenes desaparecerían si devolvía los contratos al empresario, algo que efectivamente ocurrió, agregaron los fiscales.

Los documentos judiciales muestran que ese empresario sería Diego Sánchez Silva, dueño de Global Reinsurance Broker Inc., también conocida como Global Re, una empresa de Anguila Británica registrada como intermediaria internacional de reaseguros en Ecuador. Él firmó un acuerdo con las autoridades estadounidenses, según los archivos judiciales, y también está llamado a declarar en el juicio.

Publicidad

Sánchez es nombrado “co-conspirador 3″ en la acusación de los fiscales. Esta señala que él habría pagado $ 510.000 a Pólit por haber usado su influencia para garantizarle negocios con Seguro Sucre, y que el dinero habría sido entregado en diciembre de 2015 a nombre de una compañía de Florida.

Los fiscales agregan en su escrito que Ribas testificaría, además, que Pólit le instruyó para que favoreciera con un contrato a una reaseguradora con sede en Londres, que contaba con una intermediaria ecuatoriana. Afirman que el testigo también está dispuesto a declarar que se reunió con un hijo de Pólit en Miami (Florida) y que este le dijo que le ayudaba a su padre a cobrar las comisiones, así que Ribas debía avisarle cuando Seguros Sucre pagara las primas para él poder arreglarse con la intermediaria ecuatoriana.

Según los fiscales, la declaración de Ribas también incluiría un episodio suscitado en las oficinas de la Contraloría, en Guayaquil, donde se reunió nuevamente con el hijo de Pólit y este le pidió que confirmara si ya pagó las primas en cuestión.

Publicidad

Ribas ya fue sentenciado en Estados Unidos, en 2021, por haber recibido sobornos provenientes de aseguradoras británicas. La condena fue de 51 meses de cárcel (4 años y 3 meses), pero salió en libertad en febrero pasado luego de recibir una rebaja de pena.

La acusación en contra de Pólit también apunta supuestos sobornos que él habría recibido de parte de la constructora brasileña Odebrecht. Los fiscales señalan que las coimas habrían llegado a $ 11 millones ($ 8 millones en efectivo y $ 3 millones en transferencias). Para sostener esta parte de la acusación, el Departamento de Justicia llamó a declarar a varios ejecutivos de la compañía, entre ellos, José Conceiçao Santos.

Publicidad

Pólit ya fue sentenciado en Ecuador por el delito de concusión ligado a pagos ilegales provenientes de Odebrecht. La condena es de seis años de cárcel y una multa de $ 40,4 millones. En este juicio también fue condenado su hijo John Pólit, en primera y segunda instancia, pero fue declarado inocente en tercera. (I)